cabecera home
Edición impresa Ver sumarios Suscribete
Valoración
  • Actualmente 0 de 5 Estrellas.
Tu valoración
  • Actualmente 0 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
NOTICIA

El sector náutico apuesta por cardioprotección integral para puertos y embarcaciones

La presencia de desfibriladores en el ámbito naval aporta seguridad en PRL y atención cardíaca para miles de personas 04/08/2017 - B+Safe
Uno de los sectores con más actividad laboral y recreativa tanto en verano como todo el año es el náutico, ya que la actividad portuaria y marítima incluso se multiplica esos meses gracias a las posibilidades de ocio y comercio que ofrece. Dado que son muchas las personas que se reúnen en estas zonas, tanto en su vida laboral como lúdica, la cardioprotección integral supone una prevención esencial para el corazón de todos ellos.

Tanto para la Prevención de Riesgos Laborales (PRL) como para el bienestar cardíaco de cualquiera que se encuentre en las proximidades, un desfibrilador aporta un valor añadido para su tranquilidad y seguridad. Este compromiso ya ha llegado a varios de los puertos españoles más frecuentados tanto por embarcaciones como por usuarios y trabajadores, conscientes de que en el mar no hay apenas margen de reacción en caso de paro cardíaco y es clave intervenir a tiempo. 

Entre ellos destaca el Desfibrilador Operacional Conectado (DOC) es una patente de B+Safe especialmente indicada para el entorno portuario gracias a su mantenimiento integral, su geolocalización, telecontrol y tele-asistencia. Así, al accionar el equipo a los servicios de emergencia llega la ubicación exacta del accidentado y la persona que lo utiliza recibe instrucciones de cómo actuar con garantías hasta la llegada de la ambulancia.  

Estas características ya están presentes en Port Ginesta de Sitges, el puerto deportivo más grande de España, que ya cuenta con DOC para prevenir paros cardíacos entre quienes atracan en sus amarres o visitan esta zona. Asimismo, este dispositivo cardioprotege el Port Vell y el Port Olímpic de Barcelona, lugares muy frecuentados de la Ciudad Condal. 

Un ejemplo de cardioprotección avanzada es Euskadi y sus EKP-Puertos Deportivos de Getaira, Hondarribia y Orio, que disponen de estos dispositivos en un avance en la PRL y cuidado cardíaco. En otras zonas de España, como el Centro Náutico Arenal de Mallorca, la solución DOC aporta cuidado cardíaco náutico a visitantes y navegantes de las aguas mediterráneas, que miles de personas disfrutan con un adecuado servicio de prevención cardíaca.  

Al incorporar estos desfibriladores, los trabajadores de la entidad reciben formación RCP y en la utilización de estos equipos, de modo que pueden salvar vidas tanto en la zona portuaria como en cualquier otro momento de su día a día. A su vez, embarcaciones como cargueros, cruceros o toda clase de buques pueden instalar desfibriladores de este tipo, de fácil utilización y cruciales para revertir los efectos de los paros cardíacos. 

Solución DOC®

Los avances tecnológicos han permitido crear DESA fáciles de utilizar por personal no sanitario y con las máximas garantías de calidad y seguridad. B+Safe ha patentado la solución DOC® (Desfibrilador Operacional Conectado) única del mercado que ofrece todas las soluciones integradas en el equipo, que puede estar conectado y permanecer operativo las 24 horas del día. El sistema, que utiliza incluye las 24 horas del día, los servicios de telecontrol del equipo, geolocalización, tele-asistencia, asistencia verbal directa que Allianz Assistance presta al usuario, alerta automática de socorro, centro de atención telefónica 24h y mantenimiento  “in situ”.

Además, ha diseñado un equipo de cardioprotección que se puede adaptar a cualquier tipo de moto, ya sea eléctrica o de gasolina, una solución perfecta para actuar con éxito en caso de que se produzca un paro cardíaco en espacios vinculados al turismo como resorts, estaciones de viajeros o parques temáticos. 

Asimismo, dispone de la primera tecnología de cardioprotección que se adapta a todo tipo de embarcaciones. B+Safe proporciona también formación de la máxima calidad impartida por sus partners, todos enfermeros o técnicos de emergencias en activo, homologados para impartir los cursos de RCP/SVB y uso del DESA con todas las garantías, mediante un enfoque práctico y lo más cercano a la realidad desde su experiencia en el día a día constatando lo importante y fácil que puede llegar a ser dicho conocimientos para salvar la vida. 

Espacios cardioprotegidos conectados 

La cardioprotección es una tendencia emergente orientada a la protección del corazón en caso de episodios cardíacos. El gran número de muertes por paro cardíaco en la población, ha animado a gobiernos, empresas, entidades y asociaciones a concienciar a la población y tomar medidas que permitan revertir la situación gracias a la creación de zonas o espacios cardioprotegidos. Estas zonas cuentan con, al menos, un desfibrilador, con mantenimiento garantizado y con personas adecuadamente formadas para poder garantizar una rápida actuación en caso de paro cardíaco repentino (para conseguir que vuelva a latir el corazón de la persona afectada), hasta la llegada de los servicios médicos de emergencia. 

Para que las posibilidades de supervivencia ante un paro cardíaco repentino sean óptimas, se debe realizar de forma inmediata una resucitación cardiopulmonar (RCP) que permita mantener el flujo necesario de sangre oxigenada al cerebro hasta que se restablezca el ritmo cardíaco normal mediante la descarga eléctrica suministrada por un desfibrilador. El tiempo máximo para aplicar la desfibrilación a una persona que ha sufrido un paro cardíaco repentino es de un máximo de 5 minutos.  

Hay identificados cuatro pasos críticos para tratar el paro cardíaco repentino, denominados Cadena de Supervivencia:  

  1. Reconocimiento y llamada al servicio de emergencia.
  2. Una rápida resucitación cardiopulmonar (RCP).  
  3. Desfibrilación temprana.  
  4. SVA y cuidados post-resucitación 

Palabras clave:

Volver

News FSL

MANTENTE INFORMADO: suscríbete GRATIS a nuestra Newsletter