cabecera home
Edición impresa Ver sumarios Suscribete
Valoración
  • Actualmente 0 de 5 Estrellas.
Tu valoración
  • Actualmente 0 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
NOTICIA

IBV logra establecer relaciones entre el estado emocional del trabajador y la ejecución de tareas

17/12/2018 - IBV
El Instituto de Biomecánica (IBV) ha avanzado en su conocimiento de los procesos cognitivos y de las respuestas emocionales de las personas, y en cómo caracterizarlos y monitorizarlos, para poder mejorar, además de su bienestar, el rendimiento laboral, así como minimizar los riesgos de errores en los puestos de trabajo.

La mayoría de los nuevos puestos de trabajo, así como la introducción de las nuevas tecnologías y la informática en muchos de los puestos tradicionales, requieren unas capacidades mentales o intelectuales mayores, frente a las exigencias en algunos de ellos mayoritariamente físicas. La carga mental, tanto por defecto como por exceso, el estrés, la cantidad y calidad del descanso, la fatiga asociada a somnolencia, tienen ahora un papel muy importante en el rendimiento, el número de errores y el bienestar del trabajador.

IBV ha podido establecer relaciones entre estos factores y la toma de decisiones en tareas complejas o la capacidad de reacción, en el marco del proyecto emc2, financiado por IVACE y FEDER.

Se ha podido constatar, por ejemplo, que la carga emocional (los problemas personales, la motivación, etc.) del trabajador influyen en su rendimiento y su capacidad de responder a situaciones de mayor demanda cognitiva y/o situaciones de estrés, lo cual se ve reflejado en su respuesta fisiológica. A su vez, también se ha comprobado que los procesos cognitivos de alta o baja demanda pueden afectar al estado emocional del operario.

Se han puesto a punto distintos sistemas para caracterizar las capacidades cognitivas del usuario y monitorizar su estado mental, tanto cognitivo como emocional. Por ejemplo, para detectar situaciones de fatiga y que provoquen la aparición de somnolencia, pudiendo generar accidentes (de mayor impacto si el trabajador es un conductor de transporte público o un controlador de tráfico).

Por otra parte, se ha visto como situaciones de mal descanso durante la noche (ya sea por problemas emocionales, trabajos con carga mental elevada, no dormir bien por situaciones personales…) influyen en el día a día del trabajador, pudiendo afectar a su capacidad de atención y vigilancia.

Finalmente, una variable muy importante en el estado global del trabajador, es el estrés, que lleva a tomar decisiones erróneas bajo presión. Y, además, afecta a la salud. La investigación llevada a cabo por el IBV, ha permitido medir este factor, habiéndose realizado distintos ensayos con usuarios. Entre las conclusiones del estudio, destaca la conveniencia de conseguir que el nivel de activación se mantenga fluctuando durante todo el día, sin alcanzar niveles de estrés elevados de forma continuada ni tareas muy monótonas de baja activación que lleve a situaciones de pérdida de atención.

Con todos estos nuevos conocimientos, el IBV ha ido más allá del estudio del estado físico de los trabajadores. Se espera que la aplicación de los sistemas de caracterización y monitorización desarrollados en el marco del proyecto emc2, mejoren el rendimiento y bienestar del trabajador ajustando las demandas del trabajo para mantener un estado óptimo para el trabajador y la empresa, evitado desajustes por exceso o defecto.

Toda esta información, a disposición de las empresas interesadas, se ha obtenido en el marco del proyecto “emc2. Incorporación de los Modelos Emocionales y Cognitivos en el sector del transporte para la reducción de riesgos, aumento del rendimiento y de la satisfacción”, en el cual cooperan las empresas FAURECIA INTERIOR SYSTEMS SALC ESPAÑA, S.L. (FAURECIA), FERROCARRILS DE LA GENERALITAT VALENCIANA (FGV) y FORD ESPAÑA, S.L. Y para el cual se tiene financiación mediante la convocatoria de ayudas del Instituto Valenciano de Competitividad Empresarial (IVACE) dirigida a centros tecnológicos de la Comunitat Valenciana para el ejercicio 2018 que cuenta con el apoyo del IVACE (Generalitat Valenciana) y la cofinanciación en un 50% por la Unión Europea a través del Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER), dentro del Programa Operativo FEDER de la Comunitat Valenciana 2014-2020, con el número de expediente IMDEEA/2018/85.

Volver

News FSL

MANTENTE INFORMADO: suscríbete GRATIS a nuestra Newsletter