cabecera home
Edición impresa Ver sumarios Suscribete
Valoración
  • Actualmente 0 de 5 Estrellas.
Tu valoración
  • Actualmente 0 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
OPINIÓN

Raquel Conejo, Técnico Superior en PRL del Servicio de Prevención del Hospital Nacional de Parapléjicos (SESCAM)

PRL en trabajadores con discapacidad

Los accidentes laborales, segunda causa de ingreso por lesión medular traumática

En España, la incidencia de la lesión medular traumática se estima, aproximadamente, entre 25 a 30 nuevos casos por millón de habitantes al año, lo que representa más de 1.000 casos nuevos anuales y, por tanto, entre 2 y 3 lesionados medulares nuevos al día.

Entre tres y cuatro personas sufren al día, en el mundo, una lesión medular como consecuencia de un accidente.

La lesión medular supone una desconexión de parte de la médula con el resto del sistema nervioso central, lo que implica el aislamiento de la parte del cuerpo que está por debajo de la lesión, produciendo la pérdida de algunas funciones tales como movimientos y/o sensibilidad, dependiendo del tipo y nivel de lesión. En este sentido, las lesiones a nivel cervical dan lugar a una tetraplejia, que implica la pérdida o disminución de la sensibilidad y/o movilidad voluntaria de las extremidades superiores e inferiores, así como de todo el tronco, mientras que las lesiones a nivel torácico y lumbar dan lugar a una paraplejia, que se caracteriza por falta de sensibilidad y/o parálisis total o parcial de las extremidades inferiores y de la parte del tronco por debajo de la lesión.

La lesión medular puede estar causada por un traumatismo (accidente de tráfico, laboral, deportivo, fortuito, etc.), una enfermedad (tumoral, infecciosa o vascular, entre otras) o ser de origen congénito (por ejemplo, la espina bífida). Según sea la lesión, completa o incompleta, y en función de a qué nivel se produzca, las consecuencias serán más o menos graves.

En términos generales, en España, aproximadamente, el 60% de las lesiones medulares se producen por traumatismos, de los cuales el 38% son consecuencia de accidentes de tráfico, el 12% son consecuencia de accidentes laborales y un 10% corresponde a traumatismos producidos por factores diversos (principalmente accidentes deportivos en nuevas disciplinas como el ‘rafting’, ‘puenting’ o zambullidas en playas o piscinas). A estos datos hay que añadir las lesiones medulares causadas por enfermedades y causas congénitas que suponen alrededor del 40% del total.

A la vista de estos datos, la causa principal de lesión medular traumática en España son los accidentes de tráfico, destacando el aumento que se ha producido por accidentes de motos, que en los últimos cinco años ha sido de un 1.000 por cien (incremento paralelo al crecimiento del parque móvil de este tipo de vehículos); asimismo, los accidentes laborales se posicionan en segundo lugar, tal y como sucede con los datos de ingresos  que registramos en el Hospital Nacional de Parapléjicos de Toledo, centro de referencia en España para el tratamiento integral de la lesión medular.

En este sentido, en dicho Hospital la primera causa de ingreso, tal y como sucede en el panorama nacional, son los accidentes de tráfico, seguidos de los accidentes laborales, que son, también, la segunda causa de ingreso en el centro toledano, por lesión medular de tipo traumático. De hecho, aproximadamente, el 10% del total de los pacientes que ingresan en el Hospital de Parapléjicos de Toledo han sufrido la lesión como consecuencia de un accidente en el trabajo.

Discapacidad

Análisis de datos

Si analizamos los datos de ingreso en dicho centro hospitalario, en los tres últimos años, comprobamos que en 2008 se registraron un total de 280 ingresos, de los cuales 30 fueron lesiones medulares producidas por accidentes laborales; además, salvo un caso, todos los accidentados eran varones y la media de edad estaba en los 40,7 años.

En el año 2009 fueron 20 los casos registrados como lesiones por accidentes laborales, de un total de 247 ingresos; todos eran varones y la media de edad estaba, igualmente, en los 40 años. 

En lo que respecta al año 2010 el número de ingresos ascendió a 259, de los cuales un total de 18 fueron consecuencia de accidentes laborales. Todos los afectados fueron varones y la edad media descendió a los 38 años.

En cuanto al nivel de lesión, destaca el número de paraplejias, que representaron un 65%, frente al 35% de las tetraplejias producidas por lesiones cervicales.

Si hacemos un análisis cualitativo de los datos de los últimos años se desprende que los sectores más castigados por los accidentes laborales, en relación con la lesión medular son la construcción, los accidentes “in itinere” y las actividades agrarias, en ese orden. También, se han registrado casos en el ámbito de la minería y la hostelería, así como ingresos de casos aislados y diversos como el accidente de un montador de escenarios de conciertos, o la caída de un actor mientras hacía de doble para una película.

Medidas de seguridad ausentes o deficientes

La ausencia o deficiencia de medidas de seguridad están presentes en la mayoría de los casos. En este sentido, analizando los datos de accidentes laborales que han producido lesión medular en el sector de la construcción, la principal causa de los mismos son las caídas en altura producidas por la existencia de huecos en forjados, durante las operaciones de montaje, desmontaje o el trabajo sobre andamios y trabajos en cubiertas. En el caso de caídas desde andamios tubulares nos encontramos accidentes durante el montaje, uso y/o desmontaje de los mismos, sin adoptar las medidas de seguridad adecuadas, como son el no estar arriostrados al paramento, no disponer de plataforma de trabajo fija o no tener protección con barandillas en su perímetro. Además, muchos de los accidentes se han producido por la ausencia de protección colectiva en las obras, como los bordes del perímetro de los forjados sin barandillas, huecos horizontales sin protección, redes de seguridad o ausencia de pasarelas en cubiertas frágiles, entre otros.

También, ha sido una causa repetida la ausencia de equipos de protección individual por parte de los trabajadores que realizaban los trabajos en altura, en concreto ausencia del uso del arnés de seguridad cuando era necesario. Otros motivos que han provocado accidentes en el sector de la construcción han sido golpes, aplastamientos y caídas de objetos sobre el trabajador.

Analizando los datos de accidentes laborales que han producido una lesión medular en el sector de la construcción, la principal causa de los mismos son las caídas en altura.

En cuanto a los “in itinere”, la mayor parte de ellos han sido accidentes en los que el trabajador viajaba como conductor aunque, también, se ha registrado un caso de atropello en el trayecto a pie hacia el lugar de trabajo. En alguno de ellos, el traumatismo se ha producido por no utilizar el cinturón de seguridad del vehículo, una actitud que es habitual cuando se trata de trayectos cortos. 

En lo que respecta al sector agrario las principales causa de accidente con lesión medular han sido, también, las caídas en altura con ausencia de medidas de seguridad.Cabe destacar el dato de que la mayor parte de los lesionados medulares por accidentes laborales son varones. Para ser más exactos, en los tres últimos años, según los datos de ingresos del Hospital Nacional de Parapléjicos de Toledo, nos encontramos con un 98% de varones frente a un 2% de mujeres. 

Como conclusión, podemos decir que los datos con los que trabajamos en el centro toledano muestran un descenso de los ingresos relacionados con accidentes laborales, lo que nos puede indicar que el cumplimiento de la Ley de Prevención de Riesgos Laborales y la adopción de políticas preventivas en las empresas está dando sus frutos, en cuanto a la reducción de la siniestralidad laboral. En el caso concreto de los accidentes “in itinere”, el endurecimiento de las sanciones de tráfico y el aumento de los controles, junto con campañas de divulgación por parte de las administraciones, han hecho disminuir el número de accidentes. No obstante, es necesario continuar con la formación y sensibilización de los trabajadores que utilizan sus vehículos durante su jornada laboral.

Esperamos que esta tendencia continúe en los próximos años y que las lesiones medulares producidas por accidentes de trabajo sea cada vez menor.  

Volver

News FSL

MANTENTE INFORMADO: suscríbete GRATIS a nuestra Newsletter