cabecera home
Edición impresa Ver sumarios Suscribete

MUTUA GALLEGA

Mutua gallega de Accidentes de Trabajo y Enfermedades Profesionales de la Seguridad Social nº201,  es una asociación voluntaria de empresas con personalidad jurídica propia que, sin ánimo de lucro, se constituye legalmente con la responsabilidad mancomunada de las empresas asociadas, como colaboradora de la Seguridad Social, centrando su actividad en la gestión de los riesgos de los accidentes de trabajo y enfermedades profesionales

Las Mutuas de Accidentes de Trabajo y Enfermedades Profesionales de la Seguridad Social son asociaciones de empresarios que, debidamente autorizadas por el Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales y con tal denominación, se constituyen con el objeto de colaborar, bajo la dirección y tutela de dicho Ministerio, en la gestión de las contingencias de Accidentes de Trabajo y Enfermedades Profesionales del personal a su servicio, sin ánimo de lucro y con la responsabilidad mancomunada de sus miembros.

Podrán asimismo asumir la cobertura de la prestación económica por incapacidad temporal derivada de Contingencias Comunes (enfermedad común y accidente no laboral) del personal al servicio de los empresarios asociados, así como del subsidio por incapacidad temporal y la prestación por el cese de actividad del Régimen Especial de Trabajadores por Cuenta Propia o Autónomos y de los trabajadores por cuenta propia incluidos en el Régimen Especial Agrario de la Seguridad Social (hoy incorporados en el R.E.T.A.),  la prestación económica por riesgo durante el embarazo y lactancia natural para los trabajadores afiliados tanto del Régimen General como del Régimen Especial de Trabajadores por Cuenta Propia o Autónomos, la prestación económica por cuidado de menores afectados por cáncer u otra enfermedad grave.

Algunas de sus características fundamentales son:             

  • No tienen ánimo de lucro. Si como resultado de la gestión que realiza una Mutua, tras la rendición de cuentas se obtiene un ahorro de la gestión (los ingresos son mayores que los gastos soportados), la diferencia se ingresa en una cuenta bancaria cuyo titular es la Seguridad Social previa dotación de las reservas reglamentarias hasta su tope máximo. Este superávit de ingresos se denomina ahorro y no beneficios, como se denominan en una compañía privada.
  • La asociación de las empresas, públicas o privadas, es voluntaria. La empresa puede elegir libremente a qué Mutua asociarse o incluso, si quiere, que estas contingencias sean cubiertas por la propia Seguridad Social.
  • Están tuteladas por el Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales. Requieren de su autorización para constituirse. Su administración económica depende de los Presupuestos Generales del Estado y sus cuentas son anualmente auditadas por el citado Ministerio.

 
Historia de mutua gallega

Mutua gallega de Accidentes de Trabajo y Enfermedades Profesionales de la Seguridad Social nº201,  es una asociación voluntaria de empresas con personalidad jurídica propia que, sin ánimo de lucro, se constituye legalmente con la responsabilidad mancomunada de las empresas asociadas, como colaboradora de la Seguridad Social, centrando su actividad en:

  • La gestión de los riesgos de los accidentes de trabajo y enfermedades profesionales.
  • La prestación económica de incapacidad temporal derivada de las enfermedades comunes y accidentes laborales.
  • Las actividades del Servicio de Prevención Ajeno que la entidad concierte a través de mugatra Sociedad de Prevención, S.L.U.

mutua gallega inicia su actividad en 1958 con la denominación de Mutualidad Gallega de Accidentes del Trabajo en las industrias de la Construcción, Vidrio, Cerámica y otros Gremios. En 1986 absorbe a la Mutua Patronal Coruñesa nº 257, nacida en 1969 y en 1993 a la Mutualidad Naviera nº 18, nacida en 1920. 

A partir de 1994 adoptará la denominación de mutua gallega, Mutua de Accidentes de Trabajo y Enfermedades Profesionales de la Seguridad Social nº 201.
En 1996, además de la gestión de los accidentes de trabajo y enfermedades profesionales, comenzó a cubrir la prestación económica por incapacidad laboral, lo que supuso un hito importante en las prestaciones ofrecidas a sus mutualistas.
En el año 1997 se incorpora, a la tradicional actuación preventiva de mutua gallega, su labor como Servicio de Prevención Ajeno, hasta el año 2006 en el que se constituye la sociedad mercantil mugatra, Sociedad de Prevención, S.L.U. (cuyo socio único es el patrimonio histórico de mutua gallega) que pasa a prestar este servicio.

El 13 de marzo de 2008 mutua gallega se integra en Corporación mutua, Entidad Mancomunada de Mutuas de Accidentes de Trabajo y Enfermedades Profesionales de la Seguridad Social.

Corporación mutua es el resultado de la agrupación de ocho mutuas (CESMA, Mutua de Ceuta-Smat; IBERMUTUAMUR; MAC, Mutua de Accidentes de Canarias; MC MUTUAL; MUTUA GALLEGA, MUTUALIA, SOLIMAT Y UNIÓN DE MUTUAS) que, manteniendo su identidad y personalidad jurídica, persigue mediante la cooperación de las entidades partícipes, la racionalización de recursos y consecución de economías de escala, así como la implantación de un modelo común de gestión basado en la calidad total que fortalezca los criterios de solvencia, eficiencia y eficacia, proporcionando una mayor calidad  de servicio a los mutualistas y trabajadores portegidos.

Corporación mutua recoge la experiencia de más de cien años que tenemos las entidades que formamos esta iniciativa y se configura como una entidad que se convierte en el primer grupo mutual del país y pone en común y a disposición de sus empresas asociadas y trabajadores protegidos medios, recursos y la red de centros asistenciales, ambulatorios y hospitalarios más importante del sector.
En este marco, la nueva realidad en que se convierte, mutua gallega apuesta decididamente por incrementar los recursos y potenciar los servicios para lograr una mayor presencia activa ante las empresas. Todas nuestras actuaciones segurián las pautas del modelo de gestión EFQM, un modelo integral, que recoge los últimos avances en gestión empresarial, y que incorpora valores sociales y humanos más allá de la simple consecución de beneficios y, sobre todo, un óptimo referente para nuestra gestión.

Volver