cabecera home
Edición impresa Ver sumarios Suscribete
Valoración
  • Actualmente 0 de 5 Estrellas.
Tu valoración
  • Actualmente 0 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
ART.TÉCNICO

El técnico de prevención de riesgos laborales como promotor del cambio en la empresa

10/01/2019 - Jesús R. Mercader Uguina y Ana Belén Muñoz Ruiz, director y subdirectora del Máster Universitario en PRL de la Universidad Carlos III de Madrid
La experiencia del Máster Universitario en Prevención de Riesgos Laborales de la Universidad Carlos III de Madrid.
Visita de los estudiantes de la Universidad Carlos IIII de Madrid al Centro Nacional de Biotecnología (CSIC) en Cantoblanco.

1. El diseño de un plan de formación dirigido al técnico de prevención de riesgos laborales como promotor del cambio y de la transformación en la empresa.

El plan de formación no solo debe dirigirse a facilitar que los profesionales de la prevención de riesgos laborales adquieran los conocimientos y competencias técnicas, sino también las habilidades básicas para promover el cambio y la transformación dentro de las organizaciones. Desde esta perspectiva, nos inclinamos por un modelo presencial y destacado enfoque práctico, ya que las clases presenciales se perfilan como el escenario óptimo donde el estudiante aprende de la mano de los mejores profesionales cuál es la problemática a que se va a enfrentar como técnico de prevención en su quehacer diario. A este respecto, puede servir de ejemplo la experiencia atesorada en el Máster de Prevención de Riesgos Laborales de la Universidad Carlos III de Madrid con más de veinte años de impartición. En dicho máster, todas las asignaturas incorporan actividades prácticas que representan el 40% de la nota final, siendo el 60% restante de la puntuación objeto de examen final. El estudiante debe acudir a las clases y resolver casos y talleres prácticos, algunos de forma individual y otros en equipos de trabajo pluridisciplinares (integrados por estudiantes con diferente titulación de origen: ingenieros, abogados o psicólogos, entre otros). La puntuación de evaluación continua es superior en las especialidades preventivas (Seguridad en el Trabajo, Ergonomía y Psicosociología Aplicada y Salud Laboral: 50% de la nota final), ya que su aprendizaje requiere de un enfoque más práctico. Por lo que se refiere a las prácticas en empresas, el 80% de la nota es evaluada por el tutor externo en la empresa y el 20% por el tutor de la universidad (responsable del área de las prácticas). Estos sistemas permiten una valoración fiable de los resultados de aprendizaje previstos en cada asignatura y sobre todo refuerzan el carácter profesional del título.

Desde nuestro punto de vista, se debe huir del profesor generalista y contar con profesores especialistas en materias concretas (ruido, atmosferas explosivas, espacios confinados, riesgo eléctrico, trastornos musculoesqueléticos, acoso laboral, estrés o diseño de puestos de trabajo, entre otros). Además, parece un elemento importante que el profesional atesore una amplia experiencia profesional (por ejemplo, de más de 10 años), sobre todo cuando el objetivo del programa formativo debe ir más allá de enseñar las obligaciones existentes en esta materia y mostrar al estudiante las mejores prácticas de la profesión. Constituye un factor relevante que el profesorado que imparta el máster sea interno (profesores doctores con líneas de investigación en esta materia) y externo para dar así participación al profesional de la prevención (responsables de prevención de empresas destacadas, inspectores de trabajo, técnicos del Instituto Nacional de Seguridad y Salud en el Trabajo-INSST, entre otros). 

Puede acceder al contenido completo en el siguiente enlace.

Volver

News FSL

MANTENTE INFORMADO: suscríbete GRATIS a nuestra Newsletter