cabecera home
Edición impresa Ver sumarios Suscribete
Valoración
  • Actualmente 0 de 5 Estrellas.
Tu valoración
  • Actualmente 0 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
ART.TÉCNICO

La gestión integral de la PRL en Facility Management

05/10/2015 - Junta Directiva de ASPRECAT, Asociación Catalana de Entidades Preventivas Acreditadas
El Facility Management se define como un modelo de gestión de los recursos inmobiliarios de las empresas que tiene como objetivo la adecuación permanente de éstos a la organización y equipo humano de las compañías al menor coste posible.

Para responder a la cuestión de cómo enfocar la gestión integral de la Prevención de Riesgos Laborales (PRL) en la actividad de Facility Management (FM) hemos de partir de la definición y características principales de ambas actividades. Si la Prevención de Riesgos Laborales se define por el conjunto de actividades o medidas adoptadas o previstas en todas las fases de actividad de la empresa, con el fin de evitar o disminuir los riesgos derivados del trabajo, puede decirse entonces que la Prevención de Riesgos Laborales es la gestión de la interrelación de los activos de una empresa en términos de seguridad, entendiendo éstos como los recursos humanos y materiales de la misma; y, configurándose los primeros como el objetivo primordial de la seguridad y salud laboral, pues pretende la indemnidad de los trabajadores; no en vano la seguridad y salud en el trabajo se ha reconocido como un derecho humanitario básico. 

El Facility Management, según la normativa Europea, es “la gestión de inmuebles y servicios soporte”, pudiendo definirse desde esa perspectiva como un modelo de gestión de los recursos inmobiliarios de las empresas que tiene como objetivo la adecuación permanente de éstos a la organización y equipo humano de las compañías al menor coste posible, mediante la integración de todas las responsabilidades de gestión sobre dichos recursos en la figura del Facility Manager. Desde el punto de partida de las definiciones ya podemos vislumbrar que ambas actividades tienen múltiples puntos de encuentro que determinan la interrelación entre ambas actividades. 

Puntos en común  

  • Análisis inicial: Ambas actividades parten de un análisis que supone la pieza clave para el posterior ejercicio de planificación estratégica y temporal. En el caso de la PRL este análisis parte de la evaluación inicial del riesgo, que conllevará a una planificación consistente en la priorización de las medidas a aplicar en los procesos, según el riesgo detectado, la urgencia o la necesidad. En el ámbito del FM, este análisis inicial lleva a desarrollar estrategias corporativas respecto a los recursos inmobiliarios, optimización de los lugares de trabajo, la contratación de productos y servicios relacionados con el correcto funcionamiento de las instalaciones, su conservación y mantenimiento. 
  • Externalización: La externalización es quizás el signo más evidente de característica en común entre FM y PRL, ya que las empresas de FM son por naturaleza entidades separadas de la organización que tiene en propiedad la infraestructura y/o actividad. En el caso de la PRL, el Real Decreto 39/1997, de 17 de enero, por el que se aprueba el Reglamento de los Servicios de Prevención, regula las modalidades en que se pueden organizar los recursos necesarios para el desarrollo de las actividades preventivas. Aunque en función del tamaño de empresa, una organización puede verse obligada a constituir un servicio de prevención propio, la forma de integración mayoritaria de la prevención en una organización es la modalidad de concierto con un Servicio de Prevención Ajeno (SPA). La nota predominante de los SPA es la especialización de dichas entidades en la PRL, puesto que su personal está compuesto por trabajadores con una formación específica y especializada debidamente acreditada, disponiendo asimismo de la capacidad de medios y coordinación más eficiente. Dicha especialización y medios se erige como la causa principal por la que las empresas u organizaciones conciertan mayoritariamente su gestión de la PRL con una entidad externa autorizada por la administración para realizar dicha gestión, incluso aunque tengan la obligación de constituir un servicio de prevención propio, ya que la presencia de expertos y de medios que aportan valor añadido facilitan la labor de estos servicios propios integrados en las propias organizaciones.

Accede al contenido completo de este artículo sobre la gestión integral de la PRL en Facility Management en este enlace

Volver

News FSL

MANTENTE INFORMADO: suscríbete GRATIS a nuestra Newsletter