cabecera home
Edición impresa Ver sumarios Suscribete
Valoración
  • Actualmente 0 de 5 Estrellas.
Tu valoración
  • Actualmente 0 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
ART.TÉCNICO

Servicio completo para la evaluación y certificación de equipos de protección avanzados en AITEX

12/11/2019 - Por el Laboratorio de Equipos de Protección Avanzados de AITEX
AITEX se encuentra constantemente innovando y mejorando los servicios, poniendo especial atención a la evolución de los laboratorios. Son muchos años trabajando como organismo notificado en la evaluación de la conformidad de EPI en forma de guantes, vestimenta y arneses. Sentando esta experiencia como base y atendiendo a la demanda de los clientes, la tendencia ha sido dotar a los laboratorios de los equipos necesarios para evaluar EPI destinados a la protección ocular y facial, respiratoria, protección de cabeza y evaluación de guantes dieléctricos para trabajos en tensión.

La vista es un sentido de vital importancia y puede encontrarse sometida a distintos riesgos en el lugar de trabajo: por ello es fundamental utilizar un equipo de protección individual (EPI) que preserve al usuario frente a uno o varios riesgos que puedan amenazar su seguridad y salud.

Otro riesgo no menos importante es el que enfrenta un trabajador en contraer enfermedades causadas por la respiración de aire contaminado o la deficiencia de oxígeno en la atmósfera durante la ejecución de sus tareas. Como medida preventiva para ello, la empresa debe poner a disposición del trabajador equipos de protección respiratoria. Este tipo de riesgo, que puede provocar la muerte o daño irreversible en el trabajador, clasifica a los equipos de protección respiratoria como EPI de categoría III.

Dentro de la categoría III se encuentran también los riesgos derivados de los trabajos en tensión. El uso de guantes y manguitos aislantes se hace necesario en este tipo de trabajo que entraña un posible riesgo potencialmente dañino. Gracias a la evaluación no destructiva por parte del laboratorio y a que las normativas asociadas obligan a ello, estos EPI se evalúan de forma individual antes de su uso, así como pasado un periodo de 6 meses, con el objetivo de volver a evaluar que continúa ofreciendo la protección para la que el guante está diseñado.

Por último y no menos importante, está la protección de la cabeza. En ella se encuentran órganos esenciales de la persona, los cuales además están expuestos a distintos riesgos entre los que cabe destacar los de origen mecánico como golpes e impactos, ruidos y vibraciones, radiaciones electromagnéticas, contactos eléctricos, aerosoles, vapores partículas, etc...

Cascos

Los requisitos mínimos que debe cumplir un casco van en función del riesgo y la naturaleza de este. Según el listado de normas armonizadas de la Unión Europea, estas son las normas que se deben emplear a la hora de certificar un casco

  • EN 397:2012+A1:2012 Cascos de protección para la industria. 
  • EN 50365:2002 Cascos eléctricamente aislantes para utilización en instalaciones de baja tensión. 
  • EN 812 Gorras antigolpes para la industria. 
  • EN 14052 Cascos de altas prestaciones para la industria. 
  • EN 443:2008 Cascos para la lucha contra el fuego en los edificios y otras estructuras 
  • EN 966:2012+A1:2012 Cascos para deportes aéreos. 
  • EN 1077:2007 Cascos para esquiadores alpinos y de «snowboards». 
  • EN 1078:2012+A1:2012 Cascos para ciclistas y para usuarios de monopatines y patines de ruedas. 
  • EN 1080:2013 Cascos de protección contra impactos para niños. 
  • EN 1385:2012 Cascos utilizados para la práctica de deportes en canoa, kayak y en rápidos de agua. 
  • EN ISO 10256:2003 Protecciones de cara y cabeza para uso en hockey sobre hielo. 
  • EN 12492:2012 Equipos de montañismo. Cascos para montañeros. Requisitos de seguridad y métodos de ensayo.

Protección ocular y facial

La norma armonizada EN 166:2001 especifica los requisitos necesarios para declarar la protección frente a diversos riesgos y los clasifica en ópticos (EN 167: 2001) y no ópticos (EN 168:2001). Los primeros engloban propiedades como la transmitancia, las potencias ópticas y la difusión de la luz. Los requisitos no ópticos, a su vez, se clasifican en obligatorios, particulares y opcionales.

Los requisitos obligatorios agrupan los siguientes ensayos: resistencia incrementada, resistencia al envejecimiento, estabilidad a temperatura elevada, resistencia a la radiación UV, resistencia a la corrosión y resistencia a la ignición. Los requisitos particulares dependerán del tipo de protectores y de la protección particular frente a diversos riesgos como: radiación óptica, impactos por partículas a gran velocidad, metales fundidos, sólidos candentes, gotas y salpicaduras.

Los requisitos particulares dependerán del tipo de protectores y de la protección particular frente a diversos riesgos como: radiación óptica, impactos por partículas a gran velocidad, metales fundidos, sólidos candentes, gotas y salpicaduras de líquido, partículas de polvo gruesas, gases y partículas de polvo finas, arco eléctrico y protección lateral. Cabe remarcar que el arco eléctrico según norma GS ET 29 es realizado en instalaciones de AITEX situadas en Madrid.

Los requisitos opcionales comprenden resistencia al deterioro superficial por partículas finas, resistencia de los oculares al empañamiento, oculares con alta reflectancia en el IR y la protección contra partículas a gran velocidad a temperaturas extremas.

Accede al resto del contenido en el siguiente enlace.

Volver

News FSL

MANTENTE INFORMADO: suscríbete GRATIS a nuestra Newsletter