cabecera home
Edición impresa Ver sumarios Suscribete
Valoración
  • Actualmente 0 de 5 Estrellas.
Tu valoración
  • Actualmente 0 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
ART.TÉCNICO

ATEX, protección de tanques y venteos con apagallamas de fin de líneas

20/09/2016 - Miguel Puncernau, director de Puncernau&Asociados
El presente artículo pretende indicar los modelos adecuados de apagallamas en un venteo de tanque o planta, dado que ciertos diseños no funcionan correctamente con resultado final de explosión.

Los apagallamas de fin de línea se instalan para evitar el paso de llamas o una explosión exterior (atmosférica) al interior de un tanque o planta. Se pueden producir gases inflamables en venteos de tanques, válvulas seguridad, roturas o fugas. Las fuentes de ignición pueden ser: rayos, estática, equipos que fallan, mantenimiento incorrecto, motores... En este contexto, el uso del apagallamas evitará que el tanque o la planta exploten.

Diseños que no funcionan

Los tres diseños de venteos con apagallamas que aparecen en las figuras 1, 2 y 3 calientan el cuerpo del apagallamas y las llamas pasan hacia el interior desencadenando a medida que transcurre el tiempo una explosión. (Ver video http://www.youtube.com/watch?v=6qcrwNM74sg&feature=player_embedded#at=41&fs=1)

Hay tres tipos de apagallamas de fin de línea: 

  • De combustión prolongada, que evitan el paso de las llamas al interior en cualquier caso.
  • De combustión breve (30 seg -1 min), en que el calor generado tras un tiempo calienta el apagallamas y la llama pasa propagándose la explosión.
  • Para deflagración exterior, que solo soportan esta explosión pero ningún calentamiento.
  • Instalación de tubería suficientemente larga y apagallamas de detonación para asegurar que no haya combustión prolongada que caliente el equipo.

Apagallamas de fin de línea de combustión prolongada

Hay apagallamas para combustión prolongada para los grupos explosivos I, IIA y IIB1 (específicos apagallamas) que aguantan el calor generado por la llama y soportan una explosión exterior. Para soportar la combustión prolongada, la capucha se “elimina”. 

  • Capucha con muelle y elemento fusible que permite la apertura (figura 1) y que debe reponerse por uno original, ya que si se pone un tornillo normal no abrirá y el calor generado pasará hacia abajo.
  • Capucha de plástico acrílico que al prender permitirá que no se sobrecaliente el apagallamas. Se debe reponer por una original.

Véase en las figuras 2 y 3 que una válvula presión-vacío está debajo del apagallamas de fin de línea para combustión prolongada.

El tamaño máximo para un venteo de combustión prolongada es DN100. Si el venteo es mayor de DN100, el centro se calienta tanto que la llama pasa al interior provocando la explosión. Por ello, para tamaños grandes, como DN200, se usan varios venteos DN 100 conectados a un colector común que pueden llevar o no una válvula PV en línea debajo.

Accede al contenido completo en este enlace

Volver

News FSL

MANTENTE INFORMADO: suscríbete GRATIS a nuestra Newsletter