cabecera home
Edición impresa Ver sumarios Suscribete
Valoración
  • Actualmente 5 de 5 Estrellas.
Tu valoración
  • Actualmente 5 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
OPINIÓN

Instituto de Biomecánica, Varios autores

Implantación de programas de ergonomía participativa en empresas

Por: Alfonso Oltra (IBV), Pablo Pagán (IBV), Alicia Piedrabuena (IBV), Raquel ruiz (IBV), Ana M García (ISTAS), Mª J Sevilla (ISTAS), Consuelo Casañ (Unimat) y Cristina de rosa (INVASSAT)
El Instituto de Biomecánica, junto con ISTAS, Unimat Prevención y el INVASSAT, ha llevado a cabo con éxito la aplicación de programas de ergonomía participativa para la resolución de problemas relacionados con la ergonomía de los puestos de trabajo en cinco empresas de la Comunidad Valenciana. En esta experiencia piloto, se ha seguido el procedimiento propuesto en el Método Ergopar.

Tal y como se desprende de las experiencias publicadas en la literatura científica, los programas de ergonomía participativa llevados a cabo en empresas de todo el mundo han permitido definir e implementar, de forma eficiente, soluciones para mejorar las condiciones ergonómicas del trabajo.

Los programas de ergonomía participativa se basan en procedimientos de intervención orientados a la resolución de problemas prácticos de ergonomía. Las intervenciones se caracterizan por integrar a los distintos actores de la empresa (trabajadores y agentes con responsabilidad de decisión en la empresa) en grupos de trabajo (los llamados “Grupos Ergo”), participando de forma conjunta en la identificación de los problemas y la búsqueda de medidas innovadoras para la mejora de las condiciones de trabajo y del bienestar de los trabajadores, con efectos igualmente favorecedores sobre la productividad de la empresa.

Sin embargo, pese a los beneficios demostrados por este tipo de iniciativas en empresas de muy diferentes sectores, en distintos países de todo el mundo, no existen prácticamente experiencias documentadas de ergonomía participativa llevadas a cabo en España. 

Por este motivo, siguiendo el procedimiento propuesto en el Método Ergopar, recientemente desarrollado por ISTAS, para llevar a cabo programas de ergonomía participativa en nuestro ámbito, el IBV, junto con el INVASSAT, Unimat Prevención y el propio ISTAS, ha realizado un estudio piloto en cinco empresas de la Comunidad Valenciana, que ha permitido identificar las claves para la implantación con éxito de este tipo de programas en las empresas españolas.

Objetivos

Los objetivos del estudio piloto efectuado en las empresas participantes fueron los siguientes:

  • Identificar las claves para motivar a las empresas a promover programas de ergonomía participativa, así como las barreras que dificultan o impiden su implementación.
  • Comprobar la aplicabilidad de estos programas en las empresas.
  • Revisar y mejorar el procedimiento de intervención propuesto en el Método Ergopar.
  • Identificar los factores que contribuyen al éxito en la aplicación de programas de ergonomía participativa en las empresas.

Desarrollo

La experiencia piloto ha sido dirigida por un Grupo de Coordinación formado por representantes de todas las entidades que colaborado en el proyecto que ha sido el encargado de garantizar que las condiciones en las que se llevaban a cabo los programas de ergonomía participativa en las empresas implicadas fueran las adecuadas, así como de extraer las conclusiones pertinentes en relación con los objetivos descritos previamente. 

El proceso para la realización del estudio piloto en las empresas ha seguido las siguientes etapas:

  • Capacitación de tutores para la aplicación del Método Ergopar en las empresas participantes.
  • Capacitación de los componentes de los Grupos Ergo de las empresas para el desarrollo del programa.
  • Aplicación del procedimiento de ergonomía participativa en las empresas siguiendo las siguientes fases:
    • Fase de preparación de la intervención.
    • Fase de intervención. 
    • Fase postintervención.
ergonomía, tabla
Tabla 1: Fases del Método Ergopar: un procedimiento para la implementación de programas de ergonomía participativa en las empresas

En la Tabla 1 se describen con mayor detalle las fases del procedimiento seguido. Desde el inicio del programa se ha contado con el acuerdo de los distintos agentes de la empresa, identificándose los componentes del grupo de trabajo (Grupo Ergo) que guiaron la intervención en todos sus pasos posteriores. La intervención propiamente dicha se inició con la identificación de los problemas (diagnóstico) para, a continuación, pasar a la propuesta de medidas preventivas (tratamiento) y, finalmente, el control de la implementación y efectividad de dichas medidas (seguimiento). 

En todas estas etapas se buscó la participación de los actores relacionados con los problemas en estudio mediante campañas de comunicación, la aplicación de cuestionarios, la realización de entrevistas, la observación directa de los puestos de trabajo y la organización de círculos de prevención. 

El Grupo Ergo planificaba y llevaba a cabo cada actividad, contando con el apoyo y guía del tutor externo capacitado para la aplicación del programa. Asimismo, en el seno del Grupo Ergo se analizó y discutió toda la información obtenida en cada momento, un proceso en el que cada miembro del grupo aportaba su diverso conocimiento y experiencia en relación con las condiciones de trabajo y características de la empresa. Al final de la intervención, se planteaba la continuidad del programa en la empresa, aprovechando las habilidades y experiencia adquiridas para atender nuevos problemas. 

En la experiencia piloto, el Grupo de Seguimiento ha identificado las necesidades de capacitación de los distintos participantes, así como los factores facilitadores y las barreras para la aceptación y desarrollo de los programas en las empresas. En base a toda la información recogida, se han corregido y mejorado los contenidos del procedimiento propuesto en el Método Ergopar. La experiencia ha permitido también identificar en las empresas participantes problemas ergonómicos susceptibles de solución, llegando a la propuesta y aplicación de mejoras preventivas atendiendo a las características de cada centro de trabajo. 

Conclusiones

Esta experiencia piloto ha permitido confirmar el interés de la ergonomía participativa como procedimiento innovador para promover la mejora de las condiciones del trabajo y la productividad en la empresa. Asimismo, se han identificado los factores que facilitan la aplicación con éxito de este tipo de programas en las empresas de nuestro entorno. Entre estos factores, destacamos los siguientes:

  • Existencia de un clima preventivo favorable y un compromiso hacia la intervención por parte de todos los actores involucrados.
  • Establecimiento de vías de comunicación eficientes, sobre el proceso, hacia el conjunto de la empresa.
  • Constitución adecuada del Grupo Ergo, tanto en relación con los perfiles de sus componentes, como en cuanto a las capacidades de los mismos para organizar y llevar a cabo las tareas necesarias.

En todas las empresas participantes se han identificado propuestas para la mejora de las condiciones ergonómicas en los puestos de trabajo analizados, de forma rápida y con un coste bajo. Un determinante fundamental de los resultados conseguidos ha sido la colaboración de distintos agentes en todo el proceso, propiciando la identificación de los problemas y las soluciones necesarias y su priorización en un proceso claramente favorecedor de la integración de la prevención en las empresas.

Queremos expresar nuestro agradecimiento a  las empresas que han colaborado en la experiencia piloto: Beniplast/Benitex S.A.; Berioska, S.L.; Campofrío Food Group, S.A; Johnson Controls Automotive Spain. S.A.; y Unisan XXI, S.A; y a los técnicos del Gabinete de Salud Laboral de CCOOPV que han ayudado en el estudio piloto. 

Volver

News FSL

MANTENTE INFORMADO: suscríbete GRATIS a nuestra Newsletter