cabecera home
Edición impresa Ver sumarios Suscribete
Valoración
  • Actualmente 0 de 5 Estrellas.
Tu valoración
  • Actualmente 0 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
OPINIÓN

Metodología ergonómica de intervención participativa a través del uso de nuevas tecnologías

Gustavo Adolfo Rosal, Ergónomo y gerente de SINERCO

Daniel Iglesias Pastrana, Ergónomo

20/02/2011
En este artículo se intentan transmitir las bondades de establecer análisis e intervenciones sobre los puestos de trabajo mediante una metodología que supere el tradicional sistema de la evaluación de riesgos, basándose fundamentalmente en la participación activa de todos los estamentos de la organización involucrados en la mejora de las condiciones de trabajo: empleados, mandos intermedios, responsables de producción, técnicos de prevención, etc.

Nuestro planteamiento se basa en fundamentar contribuciones distintas, paralelas e interrelacionadas, como un proceso sucesivo donde el conocimiento, la acción y la toma de decisiones se efectúen de manera racional, consensuada y basada en el aprendizaje.

A través del uso de nuevas tecnologías, pueden hacerse visibles aquellos riesgos que en la mayoría de las ocasiones resultan difíciles de comprender para todas aquellas personas alejadas del ámbito preventivo. Con ello se consigue además una optimización de los procedimientos de trabajo, lo que repercute al unísono en la posibilidad de interaccionar mejor en el binomio productividad/condiciones de trabajo, de una forma sencilla, gráfica y efectiva.
1. Introducción.

De la importancia que tienen estos conceptos para la prevención de riesgos laborales se ha hecho eco la Agencia Europea para la Seguridad y Salud en el Trabajo al buscar como objetivo principal en el análisis de las condiciones de trabajo “promover la adopción de un enfoque integral de la gestión que tenga en cuenta los diferentes pasos del proceso de evaluación de riesgos”. Además, para ello es primordial “tratar de promover una evaluación de riesgos participativa: es fundamental consultar a los trabajadores y que estos se involucren en la evaluación de riesgos a fin de garantizar la identificación de los riesgos no solo a partir del sentido común, sino también del conocimiento de las condiciones de trabajo y de los efectos adversos más frecuentes sobre los trabajadores. Con este componente de participación de los trabajadores, la evaluación de riesgos es uno de los elementos fundamentales para crear una cultura sostenible de la prevención”.

Por otro lado, la encuesta Europea de Empresas sobre Riegos Nuevos y Emergentes determina que las evaluaciones de riesgos que cuentan con una representación participativa en sus realizaciones gozan de un factor impulsor clave en materia de salud laboral.      

Ya lo dicen Pere Boix y Laurent Vogel en su libro La evaluación de riesgos en los lugares de trabajo: “la evaluación de riesgos es un instrumento para el debate trabajador-empresario, para confrontar prioridades e identificar claramente las necesidades en materia de salud. Lo que no se necesitan son evaluaciones que nieguen los problemas, que hagan de la inspección técnica un pretexto para desoír los puntos de vista de los trabajadores”.

Accede al contenido completo en el PDF adjunto

Volver

News FSL

MANTENTE INFORMADO: suscríbete GRATIS a nuestra Newsletter