cabecera home
Edición impresa Ver sumarios Suscribete
Valoración
  • Actualmente 0 de 5 Estrellas.
Tu valoración
  • Actualmente 0 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
OPINIÓN

Francisco Violero, Experto en Seguridad y Salud Laboral

Comunicación en la gestión de la PRL

Una de las claves para realizar bien nuestro trabajo es saber lo que está pasando en nuestra empresa.

Cuando entré en la sala del hotel donde se celebraba la jornada, vi a todo el mundo trajeado y hablando entre ellos con rostro serio. Los cuatro ponentes se encontraban sentados en su mesa al final de la sala. Yo no conocía a nadie salvo a quien me había invitado, así que me senté y esperé a que empezara el evento.

Comenzaron hablando dos abogadas, con un discurso escrito y muy bien leído. Totalmente 1.0, es decir, la información en un solo sentido. Yo hablo pero no me preguntes; aunque, eso sí, si necesitas algo no dudes en pedírmelo por e-mail, que luego no te voy a contestar. Después, dos ponentes más, muy técnicos y con sobrada experiencia pero en una línea plana, sin ritmo y con unas presentaciones llenas de texto. Vamos, un rollo infumable. Para terminar, la ronda de preguntas. Solo pregunté yo, y balones fuera.

Francisco violero 2_117

En resumen, gran cualificación técnica pero sin capacidad de transmitir ni de enganchar con la audiencia pese a lo interesante del tema. Y entonces me pregunté: ¿no ocurre esto con demasiada frecuencia?, ¿no será ésta la misma sensación que transmito yo en mi trabajo diario? En realidad, si no somos capaces de conectar entre nosotros, ¿cómo vamos a ser capaces de hacerlo con el resto de la gente?

Así que a partir de ese momento comencé a reflexionar e investigar sobre esto, y llegué a la conclusión de que la comunicación es un elemento clave en la gestión de la prevención ya que forma una parte muy importante de nuestra actividad. Ahí van algunas reflexiones.

En los últimos años he dado clase a un buen número de técnicos de prevención, y siempre les lanzo la misma pregunta: ¿cuántos de vosotros no sabéis lo que está ocurriendo realmente en vuestra empresa? Esta pregunta, directa y cerrada, suele dejar unos instantes de silencio y caras preocupadas hasta que en un momento de honestidad brutal la gran mayoría de ellos levanta la mano.

Una de las claves para realizar bien nuestro trabajo es saber lo que está pasando en la organización. Si no lo logramos, es mejor no seguir. Fracasamos seguro. Por ello, establecer unos buenos canales de comunicación será imprescindible para estar al tanto de la adquisición de equipos, incorporación de personal o de nuevas tareas o proyectos, entre otros asuntos. Mi experiencia me dice que, para que estos canales funcionen, las personas implicadas deben, además de saber comunicar (qué, a quién y cómo), querer, y para que se quiera, se debe considerar importante, y eso solo se consigue con una sólida cultura preventiva a través de la integración.

La integración de la prevención intenta conseguirse, de forma general, a través de los sistemas de gestión de la PRL. Sistemas que suelen inspirarse en el ciclo PDCA o de mejora continua. Según éste,  en el primer paso tendríamos que definir el qué, el cómo, el cuándo, el quién y el dónde, y en el segundo, ponerlo en marcha. En realidad, yo me atrevería a decir que este segundo paso es, en su mayoría, comunicarlo. De esta forma, si comunicamos bien lo que queremos hacer, es decir, si lo vendemos bien, lo más probable es que la gente nos compre la idea. Y si esto ocurre, la implantación será efectiva. 

Si comunicamos bien lo que queremos hacer, es decir, si lo vendemos bien, lo más probable es que la gente nos compre la idea.

Franciso violero 3_117

Pero para vender hay que saber, y a eso no nos han enseñado. Y creo que es necesario, porque la venta interna, en mi opinión, es una de las partes más complejas de nuestra actividad.

¿Cuántas buenas ideas mal vendidas se han quedado en el camino? Saber cómo dirigirte a la personas que quieres persuadir y utilizar argumentos que no provoquen su desconexión cerebral, explicarlo bien, cuidar la presentación, etc., son cuestiones que nos ayudan a vender nuestras ideas. 

Un libro que me impactó por su sencillez y fluidez fue La vaca púrpura, de Seth Godín. En él explica la curva de difusión de las ideas de Moore, y a riesgo de resumir en unas pocas palabras lo que está descrito en varias páginas, intentaré sintetizar la teoría: Moore plantea que el volumen de ventas de una idea crece después de que esta haya sido adoptada por los primeros dos grupos (innovadores y primeros adoptantes) –ver gráfica–,  que son aquellos a los que les gusta arriesgarse con algo nuevo. Después de ellos, la idea es comprada por la mayoría precoz, tardía y rezagada, que se siente segura adquiriéndola porque ya le han hablado sobre ella los innovadores y primeros adoptantes. De esta forma, el valor de estos primeros grupos no es el tamaño, porque en realidad son muy pocos comparados con los segundos, sino su importante influencia sobre el resto..

La teoría de la curva de difusión de la ideas aplicada a la implementación de un sistema de gestión se podría sintetizar en que si quieres vender una idea, será mucho más efectivo persuadir a las personas influyentes dentro de la organización que no a la masa de los trabajadores que, si bien es donde hay más gente, será más difícil convencerlos.

Y en la venta hay que cuidar la imagen, y esto también es comunicación. ¿No podríamos hacer algo más atractiva la prevención? Me refiero a las campañas de sensibilización, cartelerías, vídeos, formaciones, presentaciones... Sin duda, se vendería mejor. 

Francisco Violero 4_117

Los formatos en que se plantea la comunicación son claramente revisables. Prevención no tiene por qué ser rojo, verde, casco, extintor.

Y si en la actualidad hay una herramienta para la comunicación ésa es Internet. Las redes sociales y los blogs están cambiando el panorama de comunicación entre las personas. Cada vez es más fácil el acceso a la información. Pero, en mi opinión, no se explota todo su potencial para compartir experiencias y establecer líneas de colaboración (networking)

Sin duda, la comunicación es un elemento importantísimo de nuestro trabajo y merece la pena trabajar en ella. Mi intuición me dice que a largo plazo será el factor que diferencie los sistemas de éxito de los que no lo son.

¿Qué aspectos de la comunicación crees que podrías mejorar?

Volver

News FSL

MANTENTE INFORMADO: suscríbete GRATIS a nuestra Newsletter