cabecera home
Edición impresa Ver sumarios Suscribete
ART.TÉCNICO

Información básica sobre protección respiratoria

23/05/2018 - Javier Díaz, responsable técnico de ASEPAL
Desde ASEPAL siempre hemos insistido en que los equipos de protección individual (EPI) constituyen la última barrera de defensa entre el usuario y los riesgos que amenazan su salud y seguridad.

Y si bien esta visión es fácil de identificar en los casos en los que el EPI es utilizado como medida preventiva frente a un riesgo de accidente, esta concepción puede resultar más difusa cuando el EPI, además de ofrecer protección frente a los accidentes, tiene una función muy marcada como recurso preventivo frente al desarrollo de enfermedades profesionales.

Por ello, en este artículo haremos una breve presentación del papel que juegan los equipos de protección respiratoria (EPR) en la lucha contra este tipo de enfermedades.

Clasificación de los EPR

Los EPR protegen de los peligros derivados de la inhalación de sustancias potencialmente peligrosas (gases, polvos, fibras, humos, microorganismos, etc.) o de la exposición a atmósferas deficientes en oxígeno. Dependiendo del tipo de peligro frente al cual estén destinados a proteger, se distinguen dos tipos básicos de EPR:

1.EPR filtrantes, los cuales purifican el aire mediante la acción de filtros de distintos tipos. No ofrecen protección frente a la carencia de oxígeno. El paso del aire contaminado a través de los filtros puede hacerse mediante la simple fuerza de los pulmones del usuario, o mediante el uso de un motor, distinguiéndose así entre:

a)   Equipos filtrantes no asistidos.

b)   Equipos filtrantes asistidos.

2. EPR aislantes: aíslan al usuario de la atmósfera ambiente en situaciones en las que haya o en las que se prevea una concentración de oxígeno inferior al 17%, proporcionando un suministro de gas respirable adecuado. Hay tres tipos de EPR aislantes:

a)   Equipos aislantes autónomos: el suministro de gas respirable proviene de unos recipientes de aire comprimido que transporta el propio usuario.

b)   Equipos aislantes no autónomos: el gas respirable llega al usuario a través de una manguera.

c)   Equipos aislantes para evacuación, utilizados en situaciones de emergencia para la evacuación de una zona determinada.

Puede leer el artículo completo, aquí.

Volver

News FSL

MANTENTE INFORMADO: suscríbete GRATIS a nuestra Newsletter