cabecera home
Edición impresa Ver sumarios Suscribete
Valoración
  • Actualmente 0 de 5 Estrellas.
Tu valoración
  • Actualmente 0 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
NOTICIA

La importancia de la calidad del aire en el lugar de trabajo

05/07/2017 - Dra. Cristina Martínez, Neumóloga y miembro del Área de Medio Ambiente y enfermedades ocupacionales de SEPAR (Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica)
Los adultos pasamos 1/3 de nuestro tiempo en el lugar de trabajo: respirar un aire limpio es fundamental para mantener la salud respiratoria.

Conocemos desde muy antiguo que la inhalación de determinadas sustancias en el lugar de trabajo puede provocar enfermedades específicas  como la silicosis, asbestosis, asma de origen laboral o incluso cáncer de pulmón.

EPOC En los últimos años cada vez es más evidente el papel de la inhalación de productos industriales en la aparición de otras enfermedades tradicionalmente atribuidas de forma exclusiva al tabaquismo, como en el caso de la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC).

La EPOC es una enfermedad frecuente y prevenible que se caracteriza por la presencia de síntomas respiratorios persistentes como tos, expectoración y dificultad para respirar producida por una exposición significativa a partículas o gases nocivos. Esta enfermedad  es la cuarta causa de muerte en España con 18.000 fallecimientos cada año. Aunque el tabaquismo es la principal causa de esta enfermedad, los resultados de múltiples estudios realizados en diferentes partes del mundo permiten establecer en más del 15% la proporción de casos de esta enfermedad que pueden ser atribuidos a exposición a  vapores, polvos, humos y gases durante la jornada laboral.

A pesar de tener esta certeza, desde el punto de vista individual de un trabajador en concreto, es muy difícil establecer una relación causa-efecto entre la enfermedad y la exposición laboral. Las razones para esta dificultad estriban en que la EPOC provocada por la exposición laboral no presenta ninguna característica distintiva que nos permita diferenciar de EPOC producida por el tabaco y que en gran parte de los casos coexisten varios factores de riesgo: el trabajador está expuesto a inhalación de sustancias nocivas y además es fumador.

Otra circunstancia que añade la dificultad en establecer una relación causa-efecto con la exposición laboral es que la EPOC es una enfermedad de evolución lenta: es preciso un periodo prolongado de tiempo entre que se inicia la exposición a la causa, ya sea el tabaco o la exposición a agentes en el lugar de trabajo, y la aparición de los síntomas. 

Para leer el artículo completo accede a este enlace

Palabras clave:

Volver

News FSL

MANTENTE INFORMADO: suscríbete GRATIS a nuestra Newsletter