cabecera home
Edición impresa Ver sumarios Suscribete
ART.TÉCNICO

Mejoras y accesorios: equipos respiratorios autónomos

23/05/2018 - Ramón Torra Piqué, doctor ingeniero industrial
Utilizar el mejor equipo de protección respiratoria autónomo (ERA) contribuye a realizar con éxito la tarea, pero algunas veces no es suficiente para superar otros riesgos potenciales.
Figura 1. Esquema ilustrativo de la variedad de mejoras y accesorios adecuados para acoplar al ERA.

La probabilidad de conseguir en una intervención el propio autosalvamento o el rescate de otra persona, en condiciones de alto riesgo, o simplemente el ahorrar valioso tiempo y costes, puede mejorarse incorporando al ERA componentes innovadores y dispositivos electrónicos, así como accesorios que actualizan prestaciones funcionales e incrementan la seguridad del usuario.

Periódicamente, los fabricantes innovan sus productos a fin de satisfacer las crecientes exigencias de los usuarios, incorporando modificaciones y/o dispositivos auxiliares (ver figura 1) que incrementan la seguridad y confort en el uso, así como en la instrucción y mantenimiento, aplicando a menudo las recomendaciones de los profesionales que utilizan el ERA. A veces, pequeñas y aparentemente simples mejoras pueden aportar importantes diferencias en proteger vidas o liberar recursos en el mantenimiento periódico de la dotación.

En este artículo describo, en forma general, las áreas de mejora y componentes que actualmente proponen algunos suministradores de los ERA para incrementar sus prestaciones durante las intervenciones, en el entrenamiento y el mantenimiento.

Seguridad en autosalvamento y rescate

Aquellas intervenciones en que existe el riesgo potencial de caída y que requieren asimismo utilizar el ERA presentan un reto para el usuario, puesto que colocarse el equipo respiratorio sobre el arnés anticaída es inconfortable, peligroso y puede violar las aprobaciones si no hay compatibilidad entre EPIs verificada por el ON que los certifica.

Una solución definitiva y eficaz para cubrir el ocasional riesgo real de caída usando protección respiratoria es disponer de un arnés del ERA totalmente modificado que permita un acoplamiento rápido y sencillo, sustituyendo in situ al arnés estándar del equipo. La homologación incluye aplicaciones para el posicionamiento, la retención, la caída, el rescate y el escape (autosalvamento) por “rappel”, usando en cada caso los componentes auxiliares adecuados que se precisan para formar un sistema. Otra solución es incorporar permanentemente al ERA un arnés estándar, modificado solamente en el cinturón, que en bolsa dorsal incluye un elemento de amarre y un anclaje con mosquetón (figura 2), en cuyo caso disponemos siempre de las prestaciones anteriormente mencionadas, excepto los atípicos riesgos de caída y rescate.

En las intervenciones de salvamento a personas atrapadas en un incendio, en que cada segundo cuenta para la persona que precisa ayuda, un accesorio auxiliar adecuado consiste en una capucha, cuyo diseñó permita una rápida y fácil colocación (figura 3), a la que se suministra 50 l/min de aire a través de la segunda conexión del ERA que lleva el rescatador.

Puede leer el artículo completo, aquí.

Volver

Contenidos relacionados

News FSL

MANTENTE INFORMADO: suscríbete GRATIS a nuestra Newsletter