cabecera home
Edición impresa Ver sumarios Suscribete
Valoración
  • Actualmente 0 de 5 Estrellas.
Tu valoración
  • Actualmente 0 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
OPINIÓN

Elena Castro del Río, Auditora jefe y responsable del Área Internacional de Full Audit, S.A.

Cómo abordar la gestión de la seguridad y salud de los trabajadores desplazados

La coyuntura económica que se aborda en España desde hace más de cuatro años ha cambiado el escenario en el que deben actuar nuestras compañías. En este contexto, la internacionalización se presenta como una de las opciones de viabilidad claves para hacer frente a un mercado local más estancado de lo deseado.
128_fullaudit1_GI

Hay muchos países que ofrecen posibilidades de inversión para las empresas españolas. Según el “Anuario 2011 Internacionalización de la empresa española” (Círculo de empresarios. Wharton University of Pennsylvania) es Brasil, seguido de Estados Unidos, China e India, el país que presenta mayores oportunidades para la inversión. Sin embargo, el resto de países Iberoamericanos sigue constituyendo un atractivo para las empresas españolas ya que son múltiples las relaciones, sinergias y lazos históricos que se mantienen con la región.

23 países y 500 millones de habitantes representan un mercado con mucho potencial. Una de las ventajas que facilita la inversión a las empresas españolas es, sin duda, el idioma. Pero más allá de este elemento, puede decirse que la apertura comercial de los países de la región Iberoamericana va en aumento, a pesar de algunas excepciones, como es el caso de Argentina y Venezuela.

En contra de lo que pueda parecer, no son únicamente las grandes empresas las que se aventuran en el proceso de internacionalización. Cada vez son más las pymes que optan por prestar sus servicios o producir sus bienes en otros países.

El proceso de internacionalización pasa por varias etapas antes de llegar a su madurez que consistiría en el establecimiento de filiales de producción en el país de destino. Cada etapa tendrá implícita la mayor o menor necesidad de desplazar trabajadores a los países de destino, según las necesidades del momento. El número de trabajadores expatriados ha aumentado un 30% en el último año, siendo Chile, Perú, México, Colombia y Brasil los países más demandados.

En este contexto, la gestión de la seguridad y salud de los trabajadores desplazados resulta uno de los aspectos clave que nuestras organizaciones deberán tener en cuenta durante todo el proceso. La falta de experiencias anteriores en procesos de expatriación, la urgencia del desplazamiento en otros casos y el desconocimiento del escenario de destino, puede provocar que los aspectos preventivos no sean considerados con el nivel de detalle deseable.

Principales aspectos a tener en cuenta

Ante el desplazamiento de trabajadores a un país extranjero, es importante tener claro cómo abordar la gestión preventiva de la seguridad y salud de los trabajadores desplazados. El técnico de prevención deberá hacer frente a ciertos aspectos clave durante todo el proceso: antes, durante y después del desplazamiento. Los principales pueden resumirse en los siguientes:

En el caso de América del Sur, especialmente en Chile y Perú, podríamos encontrarnos con trabajos que se realizan a gran altura, aspecto que deberá considerarse

-Legislación en el país de destino. Es quizás uno de los puntos más complejos de abordar. La legislación en materia de prevención aplicable a los trabajadores desplazados dependerá de la duración del desplazamiento, la nacionalidad de la empresa contratante y el país de destino. En el caso de trabajadores contratados por empresas españolas para prestar sus servicios dentro de la Unión Europea, la Directiva 96/71 sobre el desplazamiento de trabajadores efectuado en el marco de una prestación de servicios establece que las empresas deben garantizar que estos disfruten de  las condiciones de trabajo y empleo existentes en el Estado miembro donde se efectúe el trabajo respecto a, entre otros, la salud, la seguridad y la higiene en el trabajo.

En el caso de desplazamiento temporal efectuado por una empresa establecida en España a un país no perteneciente a la Unión Europea la ley objetivamente aplicable sería la normativa española. No obstante, deberán garantizarse igualmente las condiciones mínimas de protección que establezca la legislación del país de destino, especialmente en caso de ser más restrictivas.

128_fullaudit2_GI

Resulta por tanto imprescindible conocer la legislación en materia de prevención del país de destino. Este es uno de puntos que normalmente presenta mayor dificultad para los técnicos de prevención ya que se desconocen las fuentes de información para acceder a los requisitos, siendo habitual la contratación del servicio a consultoras especializadas.

-Trámites administrativos. A pesar de no ser un aspecto específico de prevención, tanto el visado de trabajo, como los certificados de desplazamiento, deben estar correctamente gestionados dado que pueden ser necesaria su presentación en el aeropuerto o bien en caso de necesitar asistencia sanitaria.

-Asistencia sanitaria. En aquellos países con los que existe convenio bilateral que incluya la asistencia sanitaria, el trabajador desplazado tiene derecho a recibir el mismo tipo de asistencia que cualquier ciudadano del país de destino. No obstante, son muchas las empresas que optan por la contratación de seguros médicos privados para sus trabajadores desplazados.

En caso de ser necesaria la asistencia sanitaria como consecuencia de un accidente de trabajo, de forma previa al desplazamiento, debe solicitarse a la Mutua de Accidentes información sobre el procedimiento y teléfonos en caso de sufrir un accidente laboral en el extranjero.

-Vacunación. De forma previa al desplazamiento es importante conocer qué vacunas son necesarias en el país de destino. En Latinoamérica la vacuna contra la fiebre amarilla es la que requieren mayor número de países.

El número de trabajadores expatriados ha aumentado un 30% en el último año, siendo Chile, Perú, México, Colombia y Brasil los países más demandados

-Riesgos específicos. Este aspecto es, junto con la legislación del país de destino, uno de los que presenta mayor dificultad, sobre todo si el técnico de prevención no se desplaza al país de destino. La evaluación de riesgos debe contemplar aquellos riesgos asociados al lugar de trabajo y, para ello, si el desplazamiento del técnico de prevención no es posible deberá recabarse el máximo de información al respecto a través de fotografías o por vía telefónica. No obstante, existen riesgos directamente relacionados con el país de destino, como son los asociados a los fenómenos naturales extremos (terremotos o fuertes lluvias los más destacados en Latinoamérica), la inseguridad ciudadana, las condiciones sanitarias en ciertas zonas o las enfermedades endémicas, que deben ser evaluados y para los que deben establecerse medidas preventivas. En el caso de América del Sur, especialmente en Chile y Perú, podríamos encontrarnos con trabajos que se realizan a gran altura, aspecto que también deberá considerarse. Los trabajadores desplazados deben ser informados y tener presentes estas realidades en todo momento durante el desplazamiento.

Todos estos aspectos plantean, por tanto, la necesidad de definir y sistematizar las actividades a llevar a cabo por el técnico de prevención en el proceso de desplazamiento de trabajadores. Todo ello sin olvidar que debe trabajarse de manera coordinada con otros departamentos de la empresa, especialmente con Recursos Humanos.

Volver

News FSL

MANTENTE INFORMADO: suscríbete GRATIS a nuestra Newsletter