cabecera home
Edición impresa Ver sumarios Suscribete
ART.TÉCNICO

La formación en emergencias evita riesgos

17/05/2017 - Luis Martínez Moreno, instructor en Seguridad, Emergencias y PRL de Can Padró Barcelona
Para los profesionales de las emergencias, la prevención y gestión de los riesgos en la emergencia es algo fundamental. Evitar nuevos accidentes supone a menudo un completo rompecabezas para bomberos policías o personal sanitario y emergencias.

La prevención de riesgos y protección de los trabajadores de la emergencia es un concepto tan amplio que inicialmente puede parecernos muy complejo. Pero si nos tomamos de referencia la gestión de la prevención de riesgos en otros ámbitos del trabajo, aceptamos que para tener máximas garantías de seguridad deberíamos articularla en 4 grandes columnas: 

  • Formación suficiente y adecuada sobre los riesgos y sus medidas preventivas. 
  • Equipos de protección colectiva que protejan a todos los trabajadores de las zonas con riesgo. 
  • Equipos de protección individual que nos protejan a todos y cada uno de los trabajadores de las zonas de riesgo. 
  • Procedimientos normalizados de trabajo que indiquen cómo se deben realizar las operaciones de forma segura.

En este artículo me gustaría introducirme en el primero de los puntos: la formación. Mis años de experiencia en el sector de la emergencia y la formación me han demostrado que ninguno de ellos es más importante que los otros puntos; uno sin el resto no tiene sentido y no sirve para proteger al bombero, sanitario, etc., pero la complementariedad entre ellos nos ofrece al trabajador de la emergencia unos resultados calidad-seguridad del servicio óptimo. Por ejemplo, por muy buena formación que haya tenido si no dispongo de equipos de protección o protocolos acabaremos sufriendo daños, y asimismo si no tengo formación no sabremos usar correctamente los EPIs ni aplicar los protocolos de seguridad.

Aun así, las características y el papel de la formación en la prevención de accidentes le otorgan a la formación en las emergencias un papel particular que la diferencia del resto. Por un lado, la formación es lo primero que debe recibir un trabajador, y en ésta se sientan las bases para la resolución segura de las futuras emergencias a las que nos enfrentemos. Por otro lado, la ausencia de regulación o la ambigüedad actual, tanto a nivel industrial, donde solo se pide que la formación de las brigadas de equipos de intervención sea “suficiente y adecuada”, como a nivel profesional donde, hasta ahora, cada servicio de bomberos se ha venido autoregulando y formando.

Lo que a hora nos puede parecer difícil sería cómo aplicar 4 bloques dentro de una formación. ¿Cómo lo integramos? A continuación lo expongo con algunos ejemplos.

Accede al contenido completo a través de este enlace.

Volver

News FSL

MANTENTE INFORMADO: suscríbete GRATIS a nuestra Newsletter