cabecera home
Edición impresa Ver sumarios Suscribete
Valoración
  • Actualmente 0 de 5 Estrellas.
Tu valoración
  • Actualmente 0 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
ART.TÉCNICO

Referencial en materia de integración de la prevención dentro del proceso constructivo: ¿ha llegado ya el momento?

28/11/2018 - Iván Pérez Martín y Jesús Esteban Gabriel, profesores de la Universidad Europea de Madrid-Escuela de Arquitectura, Ingeniería y Diseño
El sector de la construcción está viviendo en la actualidad una de las mayores transformaciones que se conocen en los últimos 50 años.

La necesidad de gestionar y hacer más eficaces los procesos asociados a dicho sector está provocando que los agentes participantes e impulsores acometan una mayor y mejor integración de distintas disciplinas que reviertan en proyectos más eficientes y sostenibles en el tiempo. 

La existencia de estándares nacionales e internacionales es ya una realidad a la hora de integrar y mejorar el producto final, y esto implica una mayor especialización en diversas materias desde las entidades promotoras, así como del resto de los participantes involucrados dentro de un proceso complejo, como es de la construcción. Referenciales como LEED®, BREEAM®, VERDE® o el propio CTE –Código Técnico de la Edificación– están acometiendo el desafío de convertir estos proyectos en realidades factibles de ser realizadas con los más altos estándares de calidad.

Asimismo, la incipiente integración de nuevas metodologías y desarrollos tecnológicos y su integración dentro del proceso constructivo están provocando cambios radicales a la hora de afrontar el proceso de gestión integral de un proyecto de construcción. 

Todos estos cambios, de notable e innegable impacto en los proyectos actuales y futuros, no dejan de estar focalizados en determinados aspectos relacionados con la mejora en la gestión de determinadas áreas de conocimiento que ayudan al promotor –como agente impulsor del proceso–  a materializar un producto mucho más eficiente y sostenible en todas sus fases. No obstante, seguimos gestionando determinados procesos nucleares de forma aislada y sin analizar su integración dentro de cada una de las partes del proceso constructivo: en concreto nos referimos, por ejemplo, a la integración de la prevención de riesgos laborales, donde actualmente se analiza su integración y cumplimiento de forma sectorizada, abordando el cumplimiento legal por cada agente interviniente en base al marco normativo, sin ninguna trazabilidad al respecto de su efectividad y mucho menos siendo “medida” dicha implantación de una forma objetiva que permita poner de manifiesto no solo el correcto cumplimiento del marco legal sino poner en valor aquellas buenas prácticas y mejoras en materia de gestión preventiva que ayude al promotor a ser un verdadero agente impulsor no solo de proyectos eficientes, energética y sosteniblemente hablando, sino eficientes y sostenibles en materia de seguridad y prevención respecto de las empresas y trabajadores que van a participar en él. 

Sin duda un reto, y cómo tal lo planteamos en este artículo, que pretende humildemente reflexionar sobre la oportunidad de desarrollar un referencial que sirva de ayuda para dicho fin. 

Puede acceder al contenido completo en el siguiente enlace.

Volver

News FSL

MANTENTE INFORMADO: suscríbete GRATIS a nuestra Newsletter