cabecera home
Edición impresa Ver sumarios Suscribete
Valoración
  • Actualmente 0 de 5 Estrellas.
Tu valoración
  • Actualmente 0 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
ART.TÉCNICO

Amianto: un enemigo invisible

17/07/2018 - Javier de Isusi, División de Protección Personal, 3M España
En España, las enfermedades derivadas del amianto se cobran al año 260 vidas (fuente: BMC Cancer). Se calcula que de aquí a 2050 habrá entre 8.000 a 10.000 muertes y más de 400.000 trabajadores expuestos al amianto. Desde 3M queremos concienciar a las empresas y organizaciones gubernamentales para que tomen las medidas adecuadas para eliminar este riesgo.

El amianto es un material que no podemos ver pero que su inhalación puede tener graves efectos para la salud e incluso la muerte. Es un enemigo muy peligroso porque no somos conscientes de cuándo estamos expuestos. 

Hoy en día estamos viendo en los trabajadores los efectos derivados de la exposición al amianto. Empleado sobre todo en construcción e ingeniería su uso alcanzó su punto máximo en la década de los 70. Como consecuencia hay gran cantidad de amianto en los edificios existentes construidos hace varias décadas. Pese a que sabemos que el amianto es peligroso y ya no se usa, aún hoy hay trabajadores, como constructores y personal dedicado a demolición y reformas, que están expuestos a este riesgo si no se toman las medidas adecuadas.

El amianto está presente en forma de fibras finas y alargadas. Estas fibras tienen una gran resistencia mecánica y también térmica y química. Son fibras muy estables en el ambiente y no se rompen con facilidad. El amianto se divide en dos grupos de minerales: el amianto serpentina con una estructura a capas y el amianto anfibólico con una estructura de tipo encadenado.

Como consecuencia de sus elevadas propiedades térmicas, químicas e ignífugas, el amianto se ha utilizado en un gran número de aplicaciones. Desde los años 40 a los 80 fue usado de forma muy habitual en los diversos productos y actividades de construcción. Hoy en día existen otras alternativas como aislante más sostenibles y menos peligrosas.

La exposición de las personas al amianto puede llevar a tres tipos de enfermedades irreversibles: asbestosis, cáncer de pulmón y mesotelioma de la pleura o del peritoneo.

Límites de exposición para el amianto

La concentración ambiental de amianto, y por tanto la exposición de los trabajadores, debe mantenerse tan baja como sea posible y siempre por debajo de los límites establecidos. En la legislación sobre amianto se determinan los conceptos de concentración promedio permisible, dosis acumulada y trabajadores potencialmente expuestos. También el valor límite ambiental de exposición diaria (VLA-ED) que se define como la concentración máxima permitida en el ambiente de trabajo, expresada en fibras de amianto por centímetro cúbico.

Cuando se superen las concentraciones promedio permisibles se deben investigar las causas del aumento de la concentración ambiental para adoptar de inmediato medidas correctoras. En tanto se establezcan estas medidas, los trabajadores utilizarán equipos de protección respiratoria.

¿Quién puede presentar riesgo de exposición al amianto?

Los trabajadores potencialmente expuestos son aquellos que realizan demolición de construcciones o desguace de barcos o instalaciones con amianto, pero también trabajos de menor envergadura como mantenimiento y reparaciones en edificios u otras instalaciones, por ejemplo, carpintería, fontanería, instalación de cables, etc.

Puede acceder al contenido completo, aquí.

Volver

News FSL

MANTENTE INFORMADO: suscríbete GRATIS a nuestra Newsletter