cabecera home
Edición impresa Ver sumarios Suscribete
ART.TÉCNICO

Los drones en la mejora de la prevención de riesgos laborales en Sacyr

Una nueva herramienta más ágil y segura en el trabajo de campo 14/03/2018 - Gabriel Palacios Hernández, director de operaciones y mantenimiento de drones de Sacyr
Sacyr acomete sus proyectos con la prevención y la seguridad como objetivo primordial buscando la mejora de las condiciones de trabajo y del nivel de protección, seguridad y salud de sus trabajadores.
Foto: Mario Ibeas.

Para ello, actualiza y mejora permanentemente las medidas de prevención de riesgos laborales. En la búsqueda de esa mejora ha comenzado a usar los drones por los notables beneficios en la prevención y seguridad de los trabajadores, principalmente, la mayor agilidad y seguridad en el trabajo de campo, así como la menor exposición a temperaturas extremas, menor carga física, menor riesgo de caídas, picaduras de insectos, mordeduras de animales, entre otros.

En la inspección de infraestructuras también ayuda en la revisión de taludes inclinados y apoyos de neoprenos donde se puede emplear un dron sin tener que descolgar a un trabajador anclado a una línea de vida por el talud o en una cesta por la parte inferior del tablero de un puente. Los riesgos son sustancialmente menores porque no se expone al trabajador y el rendimiento en el trabajo es mucho mayor, ya que se queda registrado el estado de estas unidades de obra.

Las primeras experiencias con el uso de drones y las diversas aplicaciones que tienen en la industria vinieron de la mano de expertos de la empresa DroneXservices que compartieron el uso a otras actividades del grupo donde los riesgos laborales también se minimizan o se eliminan. Entre otros usos, destaca:

  • La topografía que dispone de una utilidad inmediata con drones, basada en la fotogrametría, con la que se consiguen modelos 3D de terrenos en los que se pueden medir distancias, áreas y volúmenes con gran precisión y ortofotos.
  • La medición de volumen y temperatura de biomasa (este material tiene la particularidad de que cuando se comprime puede aumentar de temperatura y producir una autocombustión): las mediciones de volumen se realizaban con topografía tradicional evitando que se situaran trabajadores encima del acopio del material, con una menor precisión; y la medición de temperatura se realizaba en puntos aislados, con una falta de medición global de todo el acopio. Pero mediante vuelos semi automáticos un dron puede, gracias a la fotogrametría, calcular el volumen de biomasa acopiada con mucha más exactitud; y con la instalación de una cámara termográfica se obtendrán mediciones de toda la superficie exterior del acopio, pudiendo establecer tendencias que indiquen focos de posibles incendios.

Gracias al uso de drones el riesgo de incendio de los acopios se podrá reducir considerablemente, ya que se obtendrá una evolución de las temperaturas del material que hasta ahora sólo se obtenía de puntos aislados.

Además, la dirección de prevención de Sacyr está trabajando en algunos proyectos como: la utilización de drones en espacios confinados para reducir los riesgos de los trabajadores que tienen que realizar las labores en esos entornos; la revisión de torres de alta tensión e incluso en la colocación del propio cable guía, que evitaría el riesgo de caída o de electrocución; utilizar un dron submarino para la revisión de estaciones depuradoras o de tuberías sustituiría la labor de los buzos.

Para leer el artículo completo, acceda a este enlace.

Palabras clave:

Volver

News FSL

MANTENTE INFORMADO: suscríbete GRATIS a nuestra Newsletter