cabecera home
Edición impresa Ver sumarios Suscribete
Valoración
  • Actualmente 0 de 5 Estrellas.
Tu valoración
  • Actualmente 0 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
ART.TÉCNICO

Nueva clasificación y etiquetado

09/09/2015 - Guillermo Díaz, director de Asuntos Técnicos y Reglamentarios de ADELMA
A partir del 1 de junio de 2015, las empresas deberán clasificar, etiquetar y envasar adecuadamente sus sustancias químicas peligrosas antes de comercializarlas.

En el año 2008 se publicó el Reglamento 1272/2008 sobre clasificación, etiquetado y envasado de sustancias y mezclas, por el que se modifican y derogan las Directivas 67/548/CEE y 1999/45/CE sobre sustancias y preparados peligrosos, respectivamente, y se modifica, a su vez, el Reglamento (CE) 1907/2006 correspondiente con el Reglamento REACH.

Desde el pasado 1 de junio de 2015, el Reglamento sobre clasificación, etiquetado y envasado (CLP) es el único texto legislativo aplicable a la clasificación y al etiquetado de las sustancias y las mezclas. Las empresas deben clasificar, etiquetar y envasar adecuadamente sus sustancias químicas peligrosas antes de comercializarlas.

El citado Reglamento se basa en el Sistema Globalmente Armonizado de Clasificación y Etiquetado de Productos Químicos aprobado por la ONU. El objetivo es garantizar un alto nivel de protección de la salud y el medio ambiente, así como la libre circulación de sustancias, mezclas y artículos en todo el territorio de la Unión Europea.

Las obligaciones que deben cumplirse con respecto al Reglamento CLP presentan similitudes con la legislación europea anterior, si bien subyacen diferencias importantes. 

Los pictogramas y las frases de peligro que se incorporaban hasta ahora a las sustancias y mezclas peligrosas se sustituyen por los nuevos pictogramas, indicaciones de peligro y consejos de prudencia del Reglamento CLP. 

Estos nuevos requisitos de clasificación, etiquetado y envasado afectan a un gran número de productos tanto de uso doméstico, como de uso profesional e industrial, entre los que se incluyen artículos tales como pinturas, adhesivos o detergentes/limpiadores, los cuales deben haber sido etiquetados conforme a las nuevas exigencias establecidas por el CLP antes del 1 de junio de 2015.

El Reglamento CLP no es de aplicación a sustancias y mezclas radiactivas, sustancias y mezclas sometidas a supervisión aduanera, sustancias intermedias no aisladas y sustancias y mezclas destinadas a la investigación y el desarrollo científicos no comercializadas. Tampoco a sustancias y mezclas que ya son producto terminado y están destinadas al usuario final, como pueden ser medicamentos, cosméticos, productos sanitarios, alimentos, piensos, aditivos y aromatizantes alimentarios.

Para evitar el uso inadecuado de estos productos y, así, minimizar el riesgo, el consejo más importante es “leer siempre la etiqueta antes de usar”un producto, ya que contiene toda la información necesaria para utilizar el producto de la forma más segura posible.

Accede al contenido completo de este artículo sobre la nueva clasificación y etiquetado en este enlace

Volver

News FSL

MANTENTE INFORMADO: suscríbete GRATIS a nuestra Newsletter