cabecera home
Edición impresa Ver sumarios Suscribete
Valoración
  • Actualmente 0 de 5 Estrellas.
Tu valoración
  • Actualmente 0 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
ART.TÉCNICO

Actividad sanitaria de los servicios de prevención ajenos y necesidad de profesionales para su desarrollo

22/11/2018 - Ernesto Rubio García, gerente de ASPREN (Asociación Nacional de Servicios de Prevención Ajenos)
Todos los trabajadores tenemos derecho a que se nos garantice una vigilancia periódica de nuestro estado de salud, o al menos esto es lo que contempla la normativa preventiva, y para ello, esa misma normativa establece que serán los servicios de prevención, tanto ajenos como propios, los que deben llevar a cabo esa vigilancia de la salud en relación con los riesgos derivados del trabajo.

Tanto la vigilancia de la salud individual (reconocimientos médicos), como la colectiva, son por tanto elementos esenciales en el cumplimiento del deber de protección que tiene el empresario con respecto a sus trabajadores, en tanto van a permitir detectar alteraciones en la salud producidas por los riesgos a los están expuestos, o estados de salud que pueden convertirlos en especialmente sensibles a esos riesgos. 

De la misma manera, el tratamiento estadístico y epidemiológico de la información obtenida de cada examen de salud realizado a los trabajadores permitirá obtener conclusiones en relación con las medidas preventivas que puedan estar fallando ante el riesgo concreto,  también descubrir riesgos que no habían sido contemplados inicialmente o detectar el nivel de salud colectivo de sus trabajadores, proponiendo en su caso la adopción de las medidas preventivas adecuadas. 

Sirvan estos datos para hacerse una idea de la relevancia de esta actividad sanitaria en el conjunto de la población trabajadora española, así como de las conclusiones que se pueden extraer de los mismos, y que se corresponden con la información facilitada por los asociados de ASPREN en el trienio 2014-2015-2016, servicios de prevención ajenos que representan más de un 70 % de la actividad preventiva desarrollada por estas entidades especializadas:

  • Se ha llevado a cabo una media de 3,5 millones de reconocimientos médicos (RR. MM.) cada año.
  • Del total de RR. MM. realizados, más del 80% se corresponde con exámenes de salud periódicos.
  • Aproximadamente el 95% de las calificaciones emitidas fueron de aptitud para el puesto de trabajo.
  • En alrededor del 56% de las analíticas realizadas, se detectó algún tipo de alteración (si bien con diferente relevancia clínica).
  • Los protocolos más utilizados fueron el de posturas forzadas, manipulación manual de cargas y PVD.

Esta actividad sanitaria, según establece la normativa de aplicación a estas entidades especializadas, debe llevarse a cabo por personal sanitario del servicio de prevención que cuente con la cualificación necesaria para el desempeño de sus competencias profesionales, a cuyos efectos la misma determinó que los médicos debían ser especialistas en Medicina del Trabajo y los enfermeros, especialistas en Enfermería del Trabajo, permitiéndose igualmente la participación de otros especialistas en función de la capacitación asociada a su especialidad o disciplina.

Pues bien, en este sentido, desde ASPREN se viene advirtiendo desde hace ya algún tiempo sobre la insuficiencia manifiesta en nuestro país de médicos especialistas en Medicina del Trabajo y enfermeros especialistas en Enfermería del Trabajo que permitan desarrollar esta actividad sanitaria en los términos previstos por la normativa, lo que nos lleva indefectiblemente a una quiebra del sistema tal y como está planteado, en el sentido de que a corto o medio plazo no va a haber suficientes profesionales que lleven a cabo estas actuaciones.

Puede acceder al contenido completo en el siguiente enlace.

Volver

News FSL

MANTENTE INFORMADO: suscríbete GRATIS a nuestra Newsletter