cabecera home
Edición impresa Ver sumarios Suscribete
Valoración
  • Actualmente 0 de 5 Estrellas.
Tu valoración
  • Actualmente 0 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
ART.TÉCNICO

Habitaciones de aislamiento para agentes biológicos grupo 4 de transmisión por contacto: aspectos relativos a la PRL

07/12/2015
Una de las consecuencias de vivir en un mundo cada vez más globalizado es el mayor número de desplazamientos de personas entre países con casos de enfermedades emergentes y reemergentes –para las que, en algunas, no existe tratamiento eficaz–, y otros, como el nuestro, donde no existe ese tipo de enfermedades. En consecuencia, nuestros hospitales se enfrentan a situaciones para las que, en ocasiones, no están preparados. Muestra de ello ha sido la reciente crisis del Ébola.

Ahondando en lo anterior, mediante el Acuerdo del Consejo de Ministros se designaron ocho puertos (Barcelona, Bilbao, Las Palmas de Gran Canaria, Málaga, Palma de Mallorca, Tenerife, Valencia y Vigo) y cinco aeropuertos (Barcelona-El Prat, Gran Canaria, Adolfo Suárez Madrid-Barajas, Málaga-Costa del Sol y Palma de Mallorca) como “Puntos de entrada con capacidad de atención a emergencias de salud pública de importancia internacional”.

Normativa

La normativa que recoge los aspectos de la prevención de riesgos laborales en esta materia es el Real Decreto 664/1997, de 12 de mayo, sobre la protección de los trabajadores contra los riesgos relacionados con la exposición a agentes biológicos durante el trabajo.

Clasificación de los agentes biológicos

Se definen los agentes biológicos como microorganismos, con inclusión de los genéticamente modificados, cultivos celulares y endoparásitos humanos, susceptibles de originar cualquier tipo de infección, alergia o toxicidad.

Las distintas formas o vías de exposición a estos agentes son: inhalatoria, dérmica, digestiva o parenteral.

De acuerdo a dicho Real Decreto, los agentes biológicos se clasifican, en función del riesgo de infección, en cuatro grupos: 

1. Agente biológico del grupo 1: aquel que resulta poco probable que cause una enfermedad en el hombre.

2. Agente biológico del grupo 2: aquel que puede causar una enfermedad en el hombre y puede suponer un peligro para los trabajadores, siendo poco probable que se propague a la colectividad y existiendo generalmente profilaxis o tratamiento eficaz.

3. Agente biológico del grupo 3: aquel que puede causar una enfermedad grave en el hombre y presenta un serio peligro para los trabajadores, con riesgo de que se propague a la colectividad, existiendo generalmente una profilaxis o tratamiento eficaz.

4. Agente biológico del grupo 4: aquel que causando una enfermedad grave en el hombre, supone un serio peligro para los trabajadores, con muchas probabilidades de que se propague a la colectividad, sin que exista generalmente una profilaxis o un tratamiento eficaz.

Necesidad

Un estudio sobre enfermedades infecciosas importadas recoge como posibles enfermedades que  pueda ser necesario atender en España entre las causadas por agentes biológicos del grupo 4 las siguientes: virus de la fiebre hemorrágica de Crimea/Congo, virus de la fiebre de Lassa, virus de Marbug y del Ébola. Todos estos agentes tienen en común que se transmiten por contacto y no por vía aérea.

La enfermedad endémica debida a agentes del grupo 3 con mayor repercusión en nuestro país –fundamentalmente en el medio laboral y sanitario– es la tuberculosis. Los hospitales cuentan con habitaciones para aislar y tratar pacientes infectados por esta enfermedad, que se transmite por vía aérea, y por extensión a todas cuyos agentes pertenezcan a este grupo. Estas habitaciones, en muchas ocasiones, también están preparadas para la atención del mismo grupo de agentes cuando la transmisión es por contacto (en el caso de las que se transmiten por vía parenteral no requieren habitualmente aislamiento, sólo prácticas estándar). Ahora deberían adecuar sus instalaciones a una nueva situación.

En adelante expondremos cómo un hospital del Servicio Galego de Saúde de la ciudad de Vigo, elegido como centro de referencia para la atención de casos sospechosos de padecer enfermedad por virus Ébola que se presenten en Galicia y situado en uno de los puertos designados como puntos de entrada con capacidad de atención a Emergencias de Salud Pública de Importancia Internacional y que participó en los ejercicios MARSEC-14, tuvo que adaptar sus instalaciones a esta nueva situación.

Accede al contenido completo de este artículo técnico a través de este enlace.

Volver

News FSL

MANTENTE INFORMADO: suscríbete GRATIS a nuestra Newsletter