cabecera home
Edición impresa Ver sumarios Suscribete
Valoración
  • Actualmente 0 de 5 Estrellas.
Tu valoración
  • Actualmente 0 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
ART.TÉCNICO

Promoción de la salud. Empresas saludables

24/11/2015 - Dra. Carmen Muñoz Ruipérez, jefa de sección y responsable del Servicio de Prevención de Riesgos Laborales del Hospital Universitario 12 de Octubre
Se define como “empresa saludable” aquella que tiene entre sus objetivos ayudar a sus miembros a mantener un tono vital corporal y mental sano. Son prácticas que a medio y largo plazo aumentan la productividad de los empleados.
Figura 1. Modelo de Entorno Laboral Saludable de la OMS: avenidas de influencia, proceso y principios centrales.

Cualquier definición de entorno de trabajo saludable debe ajustarse a la definición de salud de la OMS: “un estado de completo bienestar físico, mental y social, y no la simple ausencia de la enfermedad”. Las definiciones de entorno de trabajo saludable han evolucionado enormemente durante las últimas décadas: desde un casi exclusivo enfoque sobre el ambiente físico de trabajo (en el esquema tradicional de la salud y seguridad ocupacionales, que consideran los riesgos físicos, químicos, biológicos y ergonómicos), la definición se ha ampliado hasta incluir hábitos de salud (estilos de vida); factores psicosociales (organización del trabajo y cultura de trabajo); y a establecer nexos con la comunidad, y todo lo que pueda tener un profundo efecto en la salud del empleado.

Se define como “empresa saludable” aquella que tiene entre sus objetivos ayudar a sus miembros a mantener un tono vital corporal y mental sano. Son prácticas que a medio y largo plazo aumentan la productividad de los empleados. 

La OMS define entorno de trabajo saludable de la siguiente manera:

“Un entorno de trabajo saludable es aquel en el que los trabajadores y jefes colaboran en un proceso de mejora continua para promover y proteger la salud, seguridad y bienestar de los trabajadores y la sustentabilidad del ambiente de trabajo en base a los siguientes indicadores: 

-La salud y la seguridad concernientes al ambiente físico de trabajo. 

-La salud, la seguridad y el bienestar concernientes al medio psicosocial del trabajo incluyendo la organización del mismo y la cultura del espacio de trabajo. 

-Los recursos de salud personales en el ambiente de trabajo.  

-Las formas en que la comunidad busca mejorar la salud de los trabajadores, sus familias y de otros miembros de la comunidad”.

Según el Modelo de Entorno Laboral Saludable de la OMS, el proceso de  mejora continua está representado por los cuatro círculos de ambiente físico de trabajo, recursos personales de salud, involucración de la empresa en la comunidad y entorno psicosocial del trabajo. Los 8 pasos del proceso de mejora continua se resumen en movilizar, reunir, examinar, priorizar, planear, hacer, evaluar y mejorar (se representan gráficamente dentro del modelo tanto el contenido como el proceso así como sus principios básicos-Fig. 1).

ENWHP

En 1996 el BAuA alemán promovió y fundó con varias organizaciones del ámbito de la salud pública y de la seguridad y salud en el trabajo la Red Europea de Promoción de la Salud en el Trabajo (ENWHP). Las bases para su actuación se encuentran en la Declaración de Luxemburgo que fue consensuada en 1997 por los 15 países fundadores (entre ellos España, representada por el Instituto Nacional de Seguridad e Higiene en el Trabajo, INSHT, como oficina nacional de contacto). La ENWHP la forman 25 organismos, la mayoría de titularidad pública, así como alguna mutua de salud o fundación sin ánimo de lucro2. 

Los miembros de la Red comparten una visión común: “empleados sanos en organizaciones saludables”, para lo que se han comprometido a desarrollar, diseminar y promover las buenas prácticas (BB.PP.) en la gestión de la salud en el trabajo, proporcionando herramientas a las empresas y a los gobiernos para mejorar la salud y el rendimiento de la población trabajadora.

Desde su creación, la ENWHP ha desarrollado y consensuado criterios de calidad para la promoción de la salud en el trabajo (PST) y recoge y difunde guías, métodos y modelos de BB.PP. que ayuden a las empresas a mejorar la gestión de la salud en el trabajo y su sostenibilidad.

Para implantar un programa de promoción de la salud en el contexto de “empresa saludable” no es necesario contar con ningún reconocimiento o certificación; de hecho, muchas empresas españolas trabajan desde hace años en estas líneas sin contar con ninguna acreditación especial. Sin embargo, resulta de interés cuando se está trabajando en promoción de la salud, contar con algún tipo de reconocimiento que dé “visibilidad” dentro y fuera de la empresa de las “buenas prácticas” ya que traslada a los empleados y a la sociedad el buen hacer de la compañía y otorga buena imagen corporativa.

Dentro del mencionado proyecto europeo en España el INSHT, en colaboración con el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, el Consejo Superior de Deportes, y las comunidades autónomas, impulsa el proyecto de la “Red española de empresas saludables” con un procedimiento para el reconocimiento de “Buenas prácticas empresariales en promoción de la salud”3, que tiene como punto de partida la Adhesión a la Declaración de Luxemburgo.

Accede al contenido completo de este artículo técnico a través de este enlace.

Volver

News FSL

MANTENTE INFORMADO: suscríbete GRATIS a nuestra Newsletter