Seguridad Laboral 163

26 Enero-Febrero 2019 prl en el sector alimentario Más información: consultas@borrmart.es En un entorno industrial, hubo un tiempo en que los acciden- tes causados por un trastornos músculo-esqueléticos (en ade- lante TME) podía ser considerado como un asunto menor, ¡in- cluso inevitable!, sobre todo porque coexistían con accidentes de graves consecuencias como aplastamientos, atrapamientos y cortes a los que, lógicamente, se les dedicaba toda la atención y medios. Pero los tiempos han cambiado. Ese tipo de acciden- tes están reduciéndose al mínimo y los riesgos relacionados con los sobreesfuerzos están adquiriendo un protagonismo que nos obliga a cambiar nuestras prioridades. En la industria cárnica los accidentes causados por sobreesfuer- zos suponen entre un 30 y 40% del porcentaje total. Y aunque se trata de un sector cada vez más automatizado, en el que las ta- reas más pesadas ya se hacen con la ayuda de máquinas y robots, aún quedan muchas tareas en las que la manipulación manual de cargas (MMC) y los movimientos repetitivos (MMRR) son prota- gonistas del proceso productivo, principalmente por el valor aña- dido que las personas aportan al producto final. Magnitud del problema Con el foco apuntando a los TME de origen laboral nos perca- taremos de la verdadera magnitud del problema presente y del que se nos viene encima, a causa del inevitable envejecimiento de la población trabajadora, por lo que podríamos aplicar aque- llo de que “a grandes males, grandes remedios”. Y ahora ponga- mos nombre a los “grandes males”: los accidentes en tareas que implican MMC o MMRR, en los que además puede haber postu- ras forzadas. Además, las recaídas en este tipo de accidentes son muy frecuentes, incrementando los días de baja. Todo ello, por suerte, es cuantificable económicamente, lo que siempre ayuda a priorizar y a dirigir nuestros esfuerzos en un sentido o en otro. Si- gamos poniendo nombres. Cuando hablamos de “grandes reme- dios” nos referimos a la implantación de toda una batería de me- didas preventivo-correctivas. Medidas que implican concentrar la atención en el problema, que precisan de un verdadero interés por solucionarlo y además tienen que ser unas medidas que es- tén abiertas a beneficiarse de los nuevos aportes de la tecnología y de la investigación en materia preventiva. Centrémonos ahora en investigar un accidente causado por sobreesfuerzo. Mediante un sencillo e intuitivo proceso, lo anali- zaremos haciéndonos tres preguntas, cuyas respuestas nos ayu- darán a encontrar qué medida preventiva es la más adecuada en cada caso: 1. ¿El trabajador puede trabajar de forma segura? La intención de esta pregunta es comprobar que las caracterís- ticas del puesto de trabajo no suponen un peligro en sí mismas. Cuando la respuesta es “no” , existen condiciones de traba- jo que hay que mejorar para poder trabajar de forma segura. Debemos plantearnos las siguientes soluciones, en función de cada caso: 1. Rediseño del puesto de trabajo. Para que esta solución sea óptima desde todas las áreas im- plicadas es ideal que además de optimizar ergonómicamente el puesto, lleve implícito un incremento de la productividad, justa- mente consecuencia de esa mejora. 1.1. Incorporación de ayudas mecánicas para la manipulación manual de cargas/movimientos repetitivos. Un factor limitante en la toma de decisiones es el grado de utilidad de la inversión. Por ejemplo: ¿es útil para todos los for- matos de caja, de bobinas, de materias primas que descargar, en definitiva, es útil sea cual sea la carga a manejar? 1.2. Automatización de procesos. Implican una inversión estratégica ligada, normalmente, a una toma de decisiones que va más allá de la seguridad y salud laboral. Si la respuesta a esta pregunta es “sí” , el operario tiene las condiciones para poder trabajar de forma segura, y como aún y así se ha producido el accidente, seguimos adelante con la si- guiente pregunta. ¿Puede, sabe, quiere?: propuestas para enfrentarse a los accidentes por sobreesfuerzo en la industria cárnica Javier Bandrés Rubín de Celis Responsable Servicio de Prevención Propio de Argal Alimentación S. A. Vista general de las instalaciones de Argal.

RkJQdWJsaXNoZXIy MzA3NDY=