Formación de Seguridad Laboral 164

122 Marzo-Abril 2019 PRL EN EL SECTOR sanitario Más información: consultas@borrmart.es que pueden únicamente servir para abor- dar la picaresca. Hay que aplicar un enfo- que más a largo plazo y más preventivo con respecto a las no saludables prácti- cas de trabajo. Controlar factores en las plantillas como el sedentarismo, la nutrición, el ta- baquismo, la gestión del estrés, riesgos cardiovasculares. Políticas de concilia- ción entre el trabajo y la vida familiar. La flexibilidad laboral en el tiempo (horario y reducción de jornada ) y lugar de tra- bajo . Diagnósticos del riesgo psicosocial laboral y de doble presencia. Pero también minimizar el absentis- mo presencial . Contratando al perso- nal adecuado Valorando la productividad real del capital humano. Incorporando el concepto de “envejecimiento activo” en los planes de prevención, como un ele- mento más en la gestión de los riesgos que inciden sobre la se- guridad y salud de los trabajadores. Adoptar medidas con pers- pectivas de género dirigidas a mejorar la protección de todos los trabajadores. La procrastinación es un complejo trastorno del comporta- miento que a todo el mundo nos afecta en mayor o menor me- dida . Existe un común denominador, se manifiesta ante todo como una pésima gestión del tiempo. Sucede debido a un en- torno laboral poco motivador, sin incentivos para los emplea- dos y sin verdadero control sobre sus resultados. La procra- nistación provoca que el trabajo se acumule, ofreciendo una imagen poco profesional de tu persona o empresa. Frecuente- mente esta actitud y manera de proceder es típica de perso- nas que confían mucho en sus posibilidades. Y llega a ocasionar problemas de salud como insomnio, gástricos y todos los deri- vados del estrés. Aunque 'procrastinar' y 'vaguear’ son eludir obligaciones in- mediatas, el vago lo hace por nada y el procrastinador por una tarea más afín a sus apetencias. Son personas que buscan distracciones activamente. Prefie- ren no tomar responsabilidades muy pesadas. Complican las co- sas más sencillas. Dicen que les gusta trabajar bajo presión y que rinden más cuando se acerca el plazo final. La procrastinación origina una fuerte sensación de culpabilidad, es el mayor ene- migo del éxito. La planificación sistemática del trabajo sanitario es un ele- mento clave de la gestión de la calidad de la atención sanita- ria . Los esfuerzos para reducir el agotamiento producido por el trabajo y un aumento del apoyo psicológico en los trabajadores de la salud afirmarían la motivación con que este se desarrolla, proporcionando mejores servicios, por lo que se incrementaría la productividad personal y se obtendría ganancia en el sentido personal e institucional. ánimo y a cómo nos perciben en nuestro entorno (compañeros de trabajo, amigos, familia…). La dicotomía ente decisiones ra- cionales y el instinto de la satisfacción instantánea . En el mundo empresarial, también en el sanitario e institucio- nal, la procrastinación es también una realidad. No afrontan su situación real y dejan de tomar decisiones vitales y realizar ta- reas necesarias, desplazándolas hacia adelante y esquivando su cumplimiento. Este tipo de actitudes tienen incidencia en la vida del emplea- do, de la empresa y en el resto de trabajadores. Según los últimos estudios, la falta de motivación y las dificul- tades para conciliar el trabajo con la vida familiar contribuyen a estas prácticas. El absentismo y el presentismo laboral son dos fenómenos muy afectados con la crisis: ambos suben o ba- jan como las mareas La organización del tiempo de trabajo y la falta de flexibili- dad en las empresas e instituciones españolas fomentan tanto el presentismo como el absentismo. Se apuntan, entre otras, distintas causas para explicar las au- sencias irregulares por enfermedad: A mayor grado de protección al desempleo, se detectan más bajas por enfermedad. Vinculación con edad, sexo, estado civil, renta, sector y tipo de contrato. El ambiente laboral, el trabajo en equipo, la satisfacción con el trabajo realizado y el compor- tamiento ejemplarizante de los jefes son elementos que gene- ran unos menores niveles de absentismo. En general residen en una falta de motivación por parte de los profesionales, pero la responsabilidad de afrontar este problema es de los propios directivos, que deben ser capaces de poner en marcha medidas suficientes para detectar y co- rregir la falta de compromiso. El presentismo puede devenir en un problema de salud públi- ca si se siguen tomando medidas simplistas de carácter general

RkJQdWJsaXNoZXIy MzA3NDY=