Formación de Seguridad Laboral 165

96 Mayo-Junio 2019 Articulo Tecnico Más información: consultas@borrmart.es Resulta común que las empresas opten por disponer de mo- queta en sus oficinas por diferentes motivos: evitar o redu- cir el ruido que genera el calzado al caminar sobre parquet u otras superficies, por estética, etc. Pero al disponer de moque- ta es habitual plantearse cada cuánto y cómo se debe limpiar, así como determinar si realmente existen riesgos biológicos im- portantes para las personas que trabajan en ese espacio o qué puede hacer la empresa para eliminar o reducir dichos riesgos. Ácaros Existen más de 50.000 especies descritas de ácaros y alguna de estas especies son vectores de enfermedades infecciosas o enfer- medades alérgicas. La especie más abundante en alfombras y mo- quetas es la Dermatophagoides pteronyssinus (Der p1) y la Chorto- glyphus arcuatus , pero la especie que tiene mayor incidencia clíni- ca en la alergia respiratoria son del género D.pteronyssinus y Der- matophagoides faringe (Der f1). La especie D.faringe predomina habitualmente en la península ibérica excepto en las zonas coste- ras dónde la especie preferente es la D.pteronyssinus . Factor de riesgo No es el ácaro en su conjunto el que genera alergia, lo es prin- cipalmente los alérgenos de los ácaros (sus excrementos), áca- ros muertos y rara vez los huevos. Estos son los factores desen- cadenantes más comunes de la alergia perenne, dermatitis ató- pica y de los síntomas del asma, que se dispersan en un polvo fino que es inhalado por la persona. Los ácaros viven entre dos y tres meses, en los cuales reali- zan una o dos puestas de huevos, las cuales suelen contener en- tre 20 y 40 huevos. Tendremos en cuenta que cada 3 meses, si no hacemos nada por eliminarlos, la población de ácaros puede multiplicarse por 80. Para que existan ácaros deben presentarse las siguientes con- diciones: - Humedad relativa (HR): es el factor más relevante que inci- de sobre los ácaros puesto que requieren de una HR elevada. Cada tipo de ácaro necesita unos niveles óptimos de HR, por ejemplo, D.faringe (>50%), D.pteronyssinus (>75%). Por tanto, si no tienen estos niveles de HR a los 6-11 días mueren por falta de agua. - Temperatura: este factor ambiental también varía en base a la especie de ácaro, siendo las temperaturas óptimas: D.faringe (27,5 ºC), D.pteronyssinus (25 ºC). En general, se desenvuelven en condiciones óptimas con temperaturas su- periores a 20 °C. - Los ácaros se alimentan principalmente de células epiteliales que perdemos continuamente y en menor grado de papel. - Ventilación: facilita la existencia de ácaros una deficiente venti- lación que, generalmente, está asociada con sistemas de ven- tilación centralizados. - En altitudes superiores a los 1100 m sobre el nivel del mar, ra- ramente los ácaros sobreviven. Evaluación del riesgo Tendremos en cuenta que la sensibilización a los alérgenos de ácaros pueden ser tanto de origen laboral o próximos al centro de trabajo (depósitos de algodón, plumas), como no laboral (ana- filaxia por ingestión de alimentos contaminados por grandes can- tidades de D.farinae , como harinas, pizzas, pescado y legumbres, entre otros). Por ello, además de analizar las condiciones de tra- bajo debemos tener en cuenta otros factores de riesgo. Para empezar a valorar el riesgo deberíamos estar ante un número determinado de casos, ya que la mayoría de enferme- dades alérgicas afectan entre un 15-20% de la población. Medición Los síntomas de la alergia a los ácaros del polvo pueden in- cluir congestión o goteo de la nariz con estornudos, picazón y lagrimeo de los ojos, tos, silbido al respirar y enrojecimien- to de la piel. Alérgenos de ácaros de polvo en moquetas Alfonso García Cardó Health & Safety Manager-Groupe Armonia España

RkJQdWJsaXNoZXIy MzA3NDY=