Vuelta al cole en tiempos de Covid-19

Centros educativos.
Quirónprevención

Septiembre es sinónimo de vuelta al cole y si el curso pasado fue atípico… a la ilusión de siempre se une la incertidumbre que planea sobre el comienzo del nuevo curso en los centros educativos.

Lo que sí está claro es que dada la situación actual de la epidemia, los centros educativos se ven en la necesidad de adoptar medidas de prevención y control de la COVID-19 que permitan además cumplir con los objetivos educativos y de sociabilidad. Estas medidas y recomendaciones se acordaron en el “Acuerdo del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud, adoptado en coordinación con la Conferencia Sectorial de Educación, sobre la declaración de actuaciones coordinadas en Salud Pública frente al COVID-19 para centros educativos durante el curso 2020-21” el pasado  27 de agosto.

Los centros educativos son espacios de convivencia donde es necesario el establecimiento de medidas de prevención, higiene y promoción de la salud que posibiliten que sean entornos seguros y saludables y que se pueda realizar una detección precoz y adecuada gestión de los casos.

Los principios básicos de prevención, higiene y promoción de la salud frente a la COVID-19 en los centros educativos, a partir de los que se establecen las medidas para el funcionamiento de los centros educativos, son las siguientes:

Limitación de contactos

  • De forma general manteniendo una distancia interpersonal de 1,5 metros y conformando Grupos de Convivencia Estables en educación infantil y en primer ciclo de educación primaria (en etapas superiores podrá así mismo organizarse en la medida de lo posible) cuyos miembros pueden socializar y jugar entre sí sin tener que mantener la distancia interpersonal pero garantizando la estanqueidad del grupo en todas las actividades que se realicen dentro del centro educativo. Se podrán incorporar elementos que actúen como barrera física, como mamparas, paneles…etc.
  • El uso de la mascarilla será obligatorio a partir de 6 años de edad con independencia del mantenimiento de la distancia interpersonal, sin perjuicio de las exenciones previstas en el ordenamiento jurídico.
  • Se recomienda priorizar la utilización de los espacios al aire libre y la entrada y salida del centro se realizará de forma escalonada.
  • Se evitarán las reuniones presenciales y se priorizará la comunicación con las familias mediante teléfono, correo electrónico, mensajes o correo ordinario, facilitando las gestiones administrativas de forma telemática.
  • Se reducirán al mínimo los desplazamientos de grupos de alumnos por el centro.
  • Se recomienda el transporte activo (andando o bicicleta).
  • Los servicios de comedor o espacios alternativos habilitados para las comidas se mantendrán abiertos durante todo el curso escolar, siempre y cuando la situación epidemiológica lo permita, permitirán la distancia interpersonal de al menos 1,5 metros, salvo en el caso de pertenecientes a un mismo grupo de convivencia estable. Se asignarán puestos fijos durante todo el año para el alumnado y se garantizará la estanqueidad en el caso de los grupos de convivencia estable.
  • Los eventos deportivos o celebraciones que tengan lugar en los centros educativos se realizarán sin asistencia de público.
  • En el transporte escolar colectivo será obligatorio el uso de mascarilla a partir de 6 años de edad, sin perjuicio de las exenciones previstas en el ordenamiento jurídico y recomendable en niñas y niños de 3 a 5 años. Se asignarán a asientos fijos al alumnado para todo el curso escolar, salvo que, en base a la situación epidemiológica, las autoridades sanitarias determinen un uso más restrictivo del mismo.

Medidas de prevención personal

La higiene de manos como medida básica para evitar la transmisión, así como la higiene respiratoria.

  • Higiene de manos de forma frecuente y meticulosa al menos a la entrada y salida del centro educativo, antes y después del patio, de comer y siempre después de ir al aseo, y en todo caso un mínimo de cinco veces al día, durante al menos 40 segundos con agua y jabón y, si no es posible, utilizar gel hidroalcohólico durante 20 segundos.
  • Evitar tocarse la nariz, los ojos y la boca. Al toser o estornudar, cubrir la boca y la nariz con el codo flexionado. Usar pañuelos desechables.
  • En caso de compartir objetos, extremar las medidas de higiene y prevención (higiene de manos y evitar tocarse nariz, ojos y boca), y realizar limpieza entre el uso de un grupo y otro.
  • Los alumnos recibirán educación para la salud para posibilitar una correcta higiene de manos e higiene respiratoria y el uso adecuado de la mascarilla.

Limpieza, desinfección y ventilación del centro

  • Se dispondrá de un protocolo de limpieza y desinfección: se realizará  al menos 1 vez al día, reforzándose en aquellos espacios que lo precisen en función de su uso, por ejemplo en los baños donde se realizará al menos 3 veces al día.
  • Se prestará especial atención a las zonas de uso común y a las superficies de contacto más frecuentes como pomos de puertas, mesas, muebles, pasamanos, suelos, teléfonos, perchas… zonas privadas de los trabajadores, áreas de descanso, vestuarios, taquillas, aseos y cocinas.
  • Se debe una ventilación frecuente por espacio de al menos 10 – 15 minutos inicio y al final de la jornada, durante el recreo, y siempre que sea posible entre clases, manteniéndose las ventanas abiertas todo el tiempo que sea posible.

Gestión de los casos

  • Se dispondrá de un protocolo en el centro y el protocolo de la ”Guía de actuación ante la aparición de casos de COVID-19 en centros educativos” de Salud Pública para la actuación ante la aparición de casos.
  • Se tomará la temperatura corporal a todo el alumnado y el personal de forma previa al inicio de la jornada, que en el caso de llevarse a cabo en el centro educativo, se dispondrá la forma de llevar a cabo esta actuación, evitando en todo caso aglomeraciones y asegurando el mantenimiento de la distancia interpersonal de al menos 1,5 metros.
  • No asistirán al centro aquellos estudiantes, docentes y otros profesionales que tengan síntomas compatibles con COVID-19, o que estén en aislamiento o en período de cuarentena domiciliaria. El centro informará, explícitamente y con confirmación de recepción de la información, a los padres, madres y otras figuras parentales, o al alumnado mayor de edad, de que el alumnado con cualquier sintomatología aguda no puede acceder al centro educativo. Los centros pueden establecer mecanismos para la identificación de síntomas en los alumnos a la entrada al mismo o una declaración responsable de los progenitores. En caso de presentar síntomas de gravedad o dificultad respiratoria se llamará al 112.
  • En caso de que una persona comience a desarrollar síntomas se la llevará a un espacio separado de uso individual, se le colocará una mascarilla quirúrgica (tanto al que ha iniciado síntomas como a la persona que quede a su cuidado), y se contactará con la familia.
  • En el caso de trabajadores, se debe llamar al centro de salud de Atención Primaria de referencia, o al teléfono de referencia de su comunidad autónoma, y/o su Servicio de Prevención de Riesgos Laborales y deben abandonar su puesto de trabajo hasta que su situación médica sea valorada por un profesional sanitario.

Estas medidas se articulan mediante acciones transversales, como la reorganización de los centros, la coordinación y participación, la comunicación y la equidad:

Reorganización del centro

  • Gestión de los recursos humanos: Los equipos directivos organizarán la actividad cotidiana de los recursos humanos del centro. Todos los centros educativos designarán a una persona responsable para los aspectos relacionados con COVID que actuará como interlocutor con los servicios sanitarios.
  • Reorganización de los espacios: Para posibilitar la distancia interpersonal y la limitación de contactos y  sacar el máximo aprovechamiento de todos los espacios disponibles.
  • Horarios y flexibilización para minimizar la presencia de personas de manera simultánea. Flexibilización en la entrada y salida del centro, en el tiempo de recreo, patio y comedor.
  • Recursos materiales para el cumplimiento de las medidas de prevención: Los trabajadores deben contar con equipos de protección adecuados y asegurar la disponibilidad en todo momento del material necesario para el cumplimiento de las medidas de prevención e higiene.

Coordinación y participación

  • Coordinación con atención primaria, salud pública, servicios sociales y con entidades locales.
  • Participación  de las familias promoviendo la participación del AMPA y del alumnado a través de alumnos mediadores.

Comunicación y educación para la salud

  • Comunicación, implementándose un plan de comunicaciones para que la información sobre los protocolos de actuación y las medidas de prevención, higiene y promoción de la salud implantadas en el centro lleguen y sean comprendidas por todos.
  • Educación para la salud, diseñándose e implementando actividades de educación para la salud que incluyan las medidas de prevención, higiene y promoción de la salud.

Equidad

  • Se atenderán las necesidades de grupos en situación de vulnerabilidad social, grupos en situación de especial necesidad, personas con discapacidad…
  • Se prestará especial atención en la vigilancia del absentismo escolar.
  • El centro ha de seguir siendo un entorno solidario, respetuoso e inclusivo donde se evitará la discriminación y la estigmatización de los estudiantes y de todo el personal del centro que hayan podido estar expuestos al virus o puedan infectarse en un futuro, emprendiendo acciones para prevenirlo, cuidando de manera especial las situaciones de mayor vulnerabilidad emocional y social que pudieran producirse como consecuencia esta pandemia.

En todo caso, las medidas concretas derivadas de estos principios se adaptarán al escenario existente en cada momento, ajustándose a la baja o haciéndose más exigentes, según la valoración que hagan de la evolución epidemiológica de la pandemia y para que en todo momento los centros educativos sean entornos seguros y saludables.