Manipulación de bidones con los carros ergonómicos de Baroig

Los bidones industriales de 205 litros pueden pesar hasta 350 kg cuando están llenos, cifra que supera con creces las recomendaciones sobre el peso máximo para la manipulación manual de cargas, que se sitúa en 25 kg para hombres y 15 kg para población expuesta como mujeres, trabajadores jóvenes o mayores.

En la actualidad, muchas empresas todavía piden al personal que mueva manualmente cargas cilíndricas mediante prácticas incorrectas que ponen en riesgo su salud. Las más frecuentes son:

  • Mover manualmente los tambores a mano, batirlos de “A” a “B” equilibrando la carga en el borde inferior. Las cargas experimentadas pueden superar los 90 kg, lo que genera tensión en el cuerpo.
  • Levantar tambores manualmente desde (o sobre) un palé con fuerza excesiva, con posibilidad de lesiones por esfuerzo y atrapamiento de dedos.
  • Dejar caer los bidones en posición horizontal empujándolos o volcándolos. Acción incontrolada que puede provocar lesiones, derrames o la creación de chispas en un área ATEX.

Riesgos de la manipulación manual de bidones

La incorrecta operación manual de transporte o sujeción de bidones puede provocar trastornos musculoesqueléticos, lesiones que afectan principalmente a músculos, tendones, nervios y articulaciones. Son de aparición lenta y si no se tratan de forma adecuada pueden volverse crónicas y producir un daño permanente.

Carros ergonómicos para el transporte de cargas cilíndricas

Para evitar estas prácticas es necesario dotar a las empresas de una cultura preventiva que favorezca las buenas prácticas y que minimice el riesgo de accidentes. También es recomendable el uso de carros ergonómicos para el transporte de cargas cilíndricas que permiten transportar bidones de diferentes formas y tamaños sin necesidad de hacer grandes esfuerzos ni asumir posturas no saludables.

Como beneficio principal, facilitan el despaletizado, transporte y la manipulación de bidones de hasta 350 kg de peso con un esfuerzo mínimo por parte del trabajador y en una posición ergonómica. Por ejemplo, un bidón de 205 litros con un peso de hasta 350 kg podrá manipularse y transportarse por fábrica con un esfuerzo máximo de 25 kg y manteniendo en todo momento una postura ergonómica.

¿Cómo mejorar la seguridad en la manipulación de bidones?

Como comprobación previa, la utilización de elementos auxiliares debe estar presidida por un buen estado del mismo y ser empleado para el trabajo para el que han sido diseñados. Además, los operarios encargados deben estar especialmente entrenados, conocer y contemplar las siguientes normas, evitando en lo posible la manipulación directa del bidón exclusivamente con las manos:

  • Antes de empezar la operación, asegurar la ausencia de daños en el bidón y de que el tapón / tapa esté bien sujeto.
  • Al mover los tambores de “A” a “B”, asegurar que el trayecto previsto está despejado y libre de interrupciones.
  • No mover bidones en pendientes pronunciadas con un equipo manual que no esté diseñado para la aplicación.
  • Operar carretillas de mano con la espalda recta, con las dos manos y las piernas si lo requiere el diseño del carro.
  • Asegurar de que nadie está cerca de la carga durante la manipulación.

Desde Baroig ofrecen asesoramiento tanto en la selección como en el suministro de carros ergonómicos para la manipulación de bidones.

Más información: consultas@borrmart.es

Directorio de Empresas del sector