Aumento de la mortalidad laboral durante la pandemia

mortalidad laboral
Asepeyo

La tendencia descendente de la mortalidad laboral de los dos últimos años en las empresas asociadas a Asepeyo se ha invertido en 2020. Pese a las restricciones en la actividad laboral por la pandemia, Asepeyo tramitó 30 fallecimientos más que en 2019 (+26 %), llegando a los 144. No se alcanzaba esta cifra desde 2012. Estos aumentaron en ambas contingencias: el 22 % por accidente de trabajo y el 64 % por enfermedad  profesional*.

El elevado aumento de los fallecimientos contrasta llamativamente con el descenso del 28% de las contingencias profesionales con baja**. El actual sistema preventivo no está siendo igual de efectivo con las contingencias profesionales leves que con las mortales.

Fallecidos por accidente de trabajo*

En 2020 fallecieron por accidente de trabajo 126 trabajadores protegidos por Asepeyo, 23 más que en el año anterior (+22 %). Su distribución por secciones de actividad económica ha sido desigual, incrementándose en 10 de ellas y disminuyendo en 4.

Aumentaron en:

●      Industria manufacturera: de 9 a 24 (+167%).

●      Agricultura, ganadería, silvicultura y pesca: de 8 a 14 (+75%).

●      Construcción: de 17 a 21 (+24%).

●      Industrias extractivas: de 0 a 3 (+3%).

●      Actividades sanitarias y servicios sociales: de 2 a 5 (+150%)

●      Información y comunicaciones: de 1 a 3 (+ 200%)

●      Hostelería: de 3 a 4 (+33%)

●      Suministro de agua, actividades de saneamiento, gestión de residuos y descontaminación: de 3 a 4 (+33%)

●      Administración Pública y defensa; Seguridad Social obligatoria: de 5 a 6 (+20%)

●      Actividades administrativas y servicios auxiliares: de 7 a 8 (+14%)

Disminuyeron en:

●      Transporte y almacenamiento: de 22 a 15 (-85%).

●      Actividades profesionales, científicas y técnicas: disminuyen de 6 a 0 (-100%).

●      Comercio al por mayor y al por menor; reparación de vehículos de motor y motocicletas: bajan de 15 a 10 (-33%).

●      Otros servicios: bajan de 2 a 0 (-100%).

Como era de esperar, los fallecidos por accidentes al ir o al volver del trabajo disminuyeron, siendo 17,8 menos (-32%) que el año anterior.

En cambio, pese a las restricciones en determinadas actividades laborales, los fallecidos por accidentes en jornada de trabajo aumentaron en 31 (+40 %), alcanzando los 109. Su distribución por etiología es la siguiente:

●      61 por patologías no traumáticas (19 más que el año anterior), 15 de ellos  por covid (25%).

●      34 por accidentes en centros de trabajo (8 más que el año anterior).

●     Destaca el aumento de las caídas de altura, que se han duplicado, pasando de 7 a 14 (+100%)

●      14 por accidentes de circulación (4 más que el año anterior).

Fallecidos por enfermedad profesional*

Los fallecidos por enfermedad profesional también aumentaron, de 11 a 18 (7; +64%). Destaca especialmente el aumento de los causados por el amianto, de 4 a 12 (8;+200 %).

*Fuente: Observatorio de casos mortales ASEPEYO 2020.

**Fuente: Índice de incidencia población trabajadora protegida ASEPEYO 2020.